Abierto Foto: AFP

Redacción: Tribuna Deportes
09/08/2020 , 2:31 pm

Arrancan los cuartos de final del Abierto de EEUU más impredecible

Sin Djokovic, Federer y Nadal, los tres dominadores absolutos del tenis en los últimos 16 años, el Abierto de Estados Unidos arrancó este martes sus cuartos de final con ocho aspirantes a conquistar el primer Grand Slam de sus carreras.

La jornada comenzó con la primera eliminatoria de cuartos de final femenina en la que la estadounidense Jennifer Brady derrotó con facilidad a la kazaja Yulia Putintseva (6-3 y 6-2).

La acción en el cuadro masculino la inauguraban el alemán Alexander Zverev, quinto sembrado del US Open, y el croata Borna Coric, número 32 de ATP.

El alemán, uno de los tenistas más sólidos durante la primera semana de competición, no ha ocultado que desea aprovechar la descalificación de Djokovic del domingo para plantarse en la primera final de Grand Slam de su carrera a los 23 años.

“Habrá un nuevo campeón de Grand Slam. Eso es todo lo que sé ahora mismo”, dijo Zverev tras la expulsión del número uno mundial. “Ahora es el momento en que se pone realmente interesante”.

Su rival del martes será el croata Coric, de quien difícilmente puede Zverev fiarse ya que en la tercera ronda dio la sorpresa al eliminar al griego Stefanos Tsitsipas, cuarto cabeza de serie.

En el otro cruce de cuartos del martes competirá el español Pablo Carreño, quien avanzó a esta ronda tras la sorpresiva descalificación de Djokovic por darle un pelotazo accidental a una jueza de línea cuando el juego estaba parado.

También te interesará: Dos jugadores del US Open descartados por contagiado de COVID-19

El español, el más veterano del grupo con 29 años, tiene en su palmarés cuatro títulos individuales y tres en dobles, el último de ellos conquistado en el Masters 1000 de Cincinnati en la semana previa al US Open junto al australiano Alex de Minaur, otro de los clasificados a los cuartos de final.

El rival de Carreño será el canadiense Denis Shapovalov, de 21 años, que en los octavos doblegó al belga David Goffin, séptimo sembrado.

En los otros dos cruces de cuartos jugarán el miércoles el austriaco Dominic Thiem (2º sembrado) y el ruso Daniil Medvedev (3º), los dos únicos de este grupo que han pisado una final de Grand Slam.

Thiem, único miembro de supervivientes junto a Carreño que sobrepasa los 25 años, entrentará a De Minaur (28 de ATP) y Medvedev a su compatriota Andrey Rublev (14).

Brady, a primeras semifinales

Al igual que los hombres, el cuadro femenino también está plagado de nombres inesperados pero con perfiles mucho más variados, desde las ex número uno Serena Williams (38 años), coleccionista de 23 títulos de Grand Slam, y Victoria Azarenka (31) a la juventud de Naomi Osaka (22), que también ha alzado dos ‘Majors’, uno de ellos en Nueva York en 2018.

La recta final del Abierto femenino cuenta también con ausencias notables, la última de ellas la joven estadounidense Sofia Kenin, número 4 de WTA y ganadora del Abierto de Australia en febrero, quien fue eliminada la noche del lunes por la belga Elise Martens.

En el primer turno de cuartos, la estadounidense Jennifer Brady arolló a la kazaja Yulia Putintseva por 6-3 y 6-2 en una hora y ocho minutos de juego en la pista Arthur Ashe, la principal del complejo tenístico de Flushing Meadows.

Brady, número 41 de WTA, había perdido ante Putintseva, número 35, en dos ocasiones en 2018 pero este martes ratificó su gran momento de forma desde la reanudación del circuito tras el parón por el coronavirus.

“Llegué con nervios al principio, eran mis primeros cuartos de final. Pero estuve contenta con la manera en que empecé y fui capaz de mantener el momento”, se felicitó la estadounidense.

Tras conquistar el torneo de Lexington en agosto, el primero de su palmarés en la WTA, Brady se ha plantado en sus primeras semifinales de un Grand Slam sin haber perdido un set ante sus cinco primeras rivales, una de ellas la alemana Angelique Kerber, exnúmero uno mundial.

Instalada entre las cuatro mejores, Brady aguarda a conocer su rival del partido del martes entre la japonesa Naomi Osaka y la estadounidense Shelby Rogers (número 93 de la WTA).

Rogers, de 27 años, jugará por primera vez unos cuartos de final en Flushing Meadows, un éxito que llega dos años después de romperse el cartílago de la rodilla izquierda en Indian Wells, una lesión que puso en riesgo su carrera.

El resto de los cruces de cuartos se celebrarán el miércoles, con la estrella estadounidense Serena Williams enfrentando a la búlgara Tsvetana Pironkova y la bielorrusa Victoria Azarenka a la belga Mertens.

También te interesará: Pironkova, próxima rival de Serena, asombra en su vuelta al tenis tras maternidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *