(Foto: AFP / YOUTUBE)

AFP
09/15/2020 , 7:55 pm

Asegura Timochenko que llegó a ‘odiar’ a las FARC por atrocidades

Bogotá, Colombia.- Rodrigo Londoño, jefe de la guerrilla marxista que firmó la paz en Colombia, confesó este martes que llegó a “odiar” a la organización con la que combatió por 40 años, debido a las atrocidades que cometieron los rebeldes en su largo conflicto con el Estado.

También conocido como Timochenko, Londoño asumió en 2011 el mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y fue el último comandante de esa agrupación antes de su desarme.

Londoño, de 61 años, reiteró el mensaje de perdón y arrepentimiento que el ahora partido político FARC difundió el lunes y admitió que sus hombres secuestraron, reclutaron a la fuerza y obligaron a algunas mujeres a abortar.

Leer: Puebla suma 76 nuevos casos de Covid; 904 casos se mantiene activos

En el proceso de escuchar a las víctimas y reconocer la verdad sobre lo ocurrido ante un tribunal de paz, “se van configurando unas FARC que yo entro a odiar porque no tiene nada que ver con las FARC a las que yo ingresé”, dijo a Caracol Radio.

El dirigente, que guió a miles de guerrilleros hacia la paz en 2016 tras cinco décadas de fallida lucha por el poder, aseguró en otras entrevistas que solo cuando llegó al mando comenzó a darse cuenta de la “descomposición” de la lucha rebelde.

La que fuera la organización insurgente más poderosa de América había expresado la víspera su arrepentimiento por el “dolor” que les infligió a las miles de personas que secuestró, en el mensaje más contundente de perdón desde el acuerdo de paz en 2016.

Estamos haciendo una reflexión (…) uno va interiorizando eso, porque es difícil cuando uno ha defendido algo tantos años, creyendo en eso y tener que decir que estábamos equivocados, que eso no estaba bien”, concedió el dirigente.

La exguerrilla está respondiendo por delitos atroces ante la justicia especial creada a partir de los acuerdos de paz que permitieron la desmovilización de unos 1 3mil rebeldes, incluidos unos 7 mil combatientes.

Leer: La FGE vincula a proceso a sujeto por violencia familiar en La Resurrección

Los máximos responsables deben confesar sus crímenes y reparar a las víctimas de su fallida lucha por el poder, a cambio de un castigo alternativo a la cárcel y la posibilidad de ejercer la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *