(Photo by Philippe HUGUEN / AFP)

AFP
06/22/2019 , 8:52 am

Brasil puede aguar la fiesta a Francia en octavos del Mundial

Favorita sobre el papel, Francia choca en octavos de ‘su’ Mundial con Brasil, este domingo en Le Havre (19h00 GMT), pero no las tiene todas consigo frente a un histórico del fútbol femenino que cuenta con la leyenda Marta, la goleadora Cristiane y la sensación Debinha.

“Estamos concentradas para jugar contra un grande, que es el caso, Brasil forma también parte de los favoritos de la Copa del Mundo”, señaló la atacante estelar francesa Eugenie Le Sommer.

La Seleçao no llegó a la cita mundialista en su mejor momento. Décimo de la FIFA, una racha de nueve derrotas en amistosos de preparación y la lesión de tres potenciales titulares antes del torneo, además de tener a Marta dosificada debido a un problema muscular, rebajaron sus expectativas.

Además nunca ha ganado a Francia, que ha logrado tres triunfos y cinco empates ante el gigante sudamericano.

– Formiga y Marta, entre algodones –

Durante el Mundial ha evidenciado dos realidades. En defensa es un equipo vulnerable, especialmente en los balones largos, con las centrales Monica y Kathellen manifestando problemas para gestionarlos.

Y en ataque sigue teniendo fantasía; con varias jugadas para el recuerdo, goles de diferente factura técnica y gestos espectaculares.

Sus principales protagonistas; Debinha, un soplo de aire fresco, Marta, aunque le falta ritmo, y Cristiane, autora de cuatro goles y capaz de rematar lo que haga falta.

“Todavía no sabemos si podrá disputar todo el partido”, dijo este sábado el seleccionador Vadao sobre Marta, autora de dos goles de penal que le han servido para lograr el récord de goles en la Copa del Mundo, masculina y femenina, con 17.

En el centro del campo, depende de Formiga, la leyenda de 41 años con problemas en un pie. “Veremos en el entrenamiento de la tarde, pero esperamos que esté disponible”, añadió Vadao sobre la jugadora que disputa su séptimo Mundial.

Un factor importante que Brasil intentará aprovechar es la presión que puede tener el equipo francés, tras haberse ganado el fervor del país en la primera fase.

“Vamos a medirnos a ellos en su casa. Ellas tendrán más presión que nosotras”, avisó Kathellen. “Tiene un equipo muy agresivo, que piensa siempre en atacar, en hacer goles. Son muy rápidas. Estoy segura de que será un súper partido”, añadió.

Francia, que no ha ganado títulos en categoría femenina y cuya mejor actuación fue en 2011, con una semifinal perdida ante Estados Unidos (3-1), intentará templar los nervios, explicó este sábado su seleccionadora Corinne Diacre.

“No hay una excitación particular, espero tenerla lo más tarde posible y en una fecha particular. Estamos concentradas, el grupo está sereno”, dijo, haciendo referencia a la final, el 7 de julio.

– ‘Más creatividad’ –

Al ganador de este partido le esperará en cuartos de final, en el Parque de los Príncipes, el gran dominador de fútbol femenino, Estados Unidos, a no ser que España dé el gran golpe el lunes en Reims.

Sólida en defensa durante el torneo, Francia deberá mostrar más eficacia en la animación ofensiva, tras ganar con mucho sudor a Noruega (2-1) y Nigeria (1-0).

“El domingo tenemos que intentar ir un poco más adelante en la fase ofensiva y tener creatividad para poner en problemas a Brasil”, continuó Le Sommer.

A pesar de su falta de imaginación, Francia llega inmersa en una racha muy positiva, con 13 victorias en 14 partidos, y una única derrota ante la potente Alemania en febrero (derrota 1-0). En el Mundial ha ganado sus tres partidos de grupo, con un solo gol en contra (en propia puerta).

“Puede que sean las favoritas, pero en el campo todo está abierto”, dijo Vadao, que alabó a las jugadoras francesas. “Tienen un muy buen juego de cabeza, defienden muy bien y sacan rendimiento de los balones parados”, añadió.