Redacción| Tribuna Noticias
12/09/2020 , 12:12 pm

Chignahuapan produce alrededor de 350 millones de esferas al año

Redacción. – Chignahuapan significa nueve ojos de agua, es una ciudad del estado de Puebla, considerado Pueblo Mágico y la ciudad de la eterna navidad, gracias a los cientos de artesanos que se dedican a la fabricación de la esfera durante todo el año.

Denominado también la “cuna de la esfera”, Chignahuapan produce al año 350 millones de estas piezas decorativas, generando una derrama económica por más de 500 millones de pesos y 15 mil empleos directos.

Cabe destacar que, todo el procedimiento para la realización de este arte popular es hecho a mano de principio a fin.

El primer paso es el globeo, el cual consiste en transformar el vidrio en distintas figuras, después sigue el metalizado a más de 14 mil watts de choque eléctrico para que las latas de grapa de aluminio se gasifiquen e impregne para darle un tono plateado, mismo que eleva la calidad del producto; la tercera fase consiste en colocar las piezas en una alfombra de aserrín para su secado y así, dar paso a la cuarta etapa, que es el decorado a mano.

Los últimos pasos son el encasquillado que es cuando se colocan las bases para que las esferas puedan colgarse en el árbol navideño y finalmente, el empaquetado, el último filtro antes de poner a la venta las esferas y uno de los pasos que requieren más cuidado ya que son piezas muy delicadas.

Actualmente las esferas forman parte fundamental de la decoración navideña y tienen sus orígenes en la edad media; se atribuyen a países europeos donde se utilizaban para adornar pinos, aunque no eran esferas como tal sino frutas, como manzanas rojas que representaban el pecado original y otras tentaciones de Adán y Eva, y con velas que simbolizaban la luz de Cristo.

Los tiempos fueron cambiando, así como las costumbres, mismas que dieron paso a las esferas de vidrio; los fabricantes comenzaron a producirlas en diferentes colores los cuales tenían diversos significados.

  • Esferas rojas: representan el pecado original, además de amor y generosidad.
  • Esferas verdes: representan esperanza, naturaleza y vida.
  • Esferas plateadas: representan agradecimiento.
  • Esferas blancas: representan pureza, alegría y fe.
  • Esferas azules: representan arrepentimiento.
  • Esferas doradas: representan prosperidad, riqueza y alabanza.

Hoy, existen miles de diseños que más que nada tienen que ver con el gusto de cada persona o lo que esté de moda y tendencia en esa época del año, sin embargo, es un trabajo digno de reconocer, como todos; por su esfuerzo y dedicación depositado en él.

Con información de Fatima Vázquez

 

También te puede interesar:

Reprocha MBH la falta de seriedad de los municipios para hacerle frente a la pandemia