Ahora la palabra la tenemos nosotras

Los estudiantes poblanos dieron la histórica lección de orden, respeto y capacidad de convocatoria, ahora el reto es para las mujeres que saldrán el domingo a las calles a reclamar respeto a sus derechos, acabar con la ola de feminicidios que se vive a todo lo largo y ancho del país, y el acoso que se produce en todos los círculos estudiantiles, laborales y hasta familiares.

Si analizamos todas estas banderas llegamos a la conclusión de que la madre y origen de todos los males que sortea la sociedad, son producto de la pérdida de valores que deben de ser retomados dese el seno familiar, partiendo de la máxima de que “quien educa a un niño, forma a un hombre y contribuye a la construcción de una sociedad sana, respetuosa y propositiva para que el país avance.

Con las señales que mandaron los estudiantes con su histórica megamarcha, las mujeres con apego a sus convicciones tienen que comportarse a la altura para ejercer su libertad de expresión dentro de un marco de respeto sin agredir a terceros.

Este domingo es la oportunidad de ofrecer una lección más, de demostrar que se puede disentir sin atropellos, sin romper el orden que al mismo tiempo exigimos todas y todos.

Y al día siguiente con la cruzada “el 9 ninguna se mueve” sembraremos la visión del papel que compartimos las mujeres en la sociedad. Haremos un recuento del papel, la contribución que tenemos para construir una nación en la que más de la mitad de la población somos mujeres.

Con la marcha dominical tenemos que enseñar al mundo que aquella vieja conseja de que “mujeres juntas ni difuntas” es parte de un pasado, de una historia relatada por quien se saciaba dividiéndonos.

Para seguir hacia adelante hoy las mujeres tenemos que actuar con responsabilidad, con respeto y disposición a sumar, a multiplicar, no a dividir ni a retar, porque está visto que no conduce a nada, y en cambio enferma a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *