Dejaremos de morirnos por pobres


21/06/2019 11:49

Si a muchos han decepcionado algunas de las decisiones que ha tomado el presidente López Obrador dentro de su famosa 4T,  también hay que reconocer que tiene mejores días con otras.

Hoy me refiero al caso del nuevo esquema de compra de medicamentos que estableció para combatir la escandalosa corrupción que se daba entre funcionarios de las instituciones del sector salud con los laboratorios e intermediarios que proveían de medicamentos al sector para hacerlos llegar a la población a través del IMSS, ISSSTE y otras entidades, en las que se daba el caso de que usted podría acumular por docenas las recetas y acabarse los zapatos de las vueltas a las ventanillas y los fármacos no llegaban o le anticipaban que sólo les habían abastecido 3 o 5 unidades.

Con el nuevo esquema diseñado en la 4T, se asegura que el abasto será regular y suficiente en todos los hospitales.

Y con la compra directa al laboratorio productor, el ahorro será sustancial para el gobierno federal.

Para esto se democratizará el abasto, se ampliará la relación comercial con todo tipo de laboratorio, hasta los más pequeños podrán convertirse en proveedores.

Así no faltarán aquellos que resultan muy caros para atender a enfermos delicados, a los que en ocasiones se les ha abandonado a su suerte.

Es el caso de un fármaco llamado Bictarvy para enfermos de VIH. Este es importado de Irlanda y lo compraba el gobierno federal a 3 mil pesos la unidad. Hoy se ha encontrado la oportunidad de importarlo vía los Estados Unidos y su costo baja a 850 pesos.

Como este caso hay muchos. Y lo importante es que habrá lo necesario para todo tipo de padecimiento. Así en nuestro país que se ha ufanado de practicar una medicina de alto nivel, volverá a ser para todos, después de un vergonzoso episodio en el que los más pobres se murieron por eso; por pobres, por no tener la capacidad económica para hacer frente al costo de las medicinas.

Ojalá lo mismo pase con los servicios, hoy, que hay estudios que en el mercado tienen costos hasta de 40 mil pesos en la medicina privada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *