Entre el invierno y las asechanzas de la crisis

Entre el hielo con que amaneció el Ixtaccíhuatl que acarreó lluvias a Ciudad Serdán y fuertes ráfagas de viento helado a la capital del estado, los poblanos comenzamos un jueves además de muy frío, con temor sobre la actividad que ha registrado los últimos días su majestad “don Goyo”

Y es que el coloso Popocatepetl ha hecho temblar los últimos días a los poblanos, igual que las versiones “de la rasurada del IMSS a las pensiones”

La inquietud del Popo ha provocado temblores en las comunidades que lo rodean.

Los lugareños dicen que hasta los vidrios han impactado sus movimientos, en tanto el Centro Nacional de Prevención de Desastres –CENAPRED- mantiene la alerta volcánica en amarillo fase 2 y no se cansa en insistir en que la gente no se acerque.

Tanta advertencia mantiene a los poblanos en un estado de temor, de estrés igual al que sobre todo las amas de casa enfrentan cuando acuden al mercado y tienen ahora por obligación que comprar menos porque ya no les alcanza el gasto.

El nerviosismo se acrecienta cuando los esposos y los hijos tienen que salir temprano y son asaltados a bordo del transporte público, quedándose sin pertenencias, sin celulares, sin dinero para

continuar su camino rumbo a una escuela, una universidad o un centro de trabajo.

Un nerviosismo que hoy mantiene de víctimas a las jóvenes que se juegan la vida cuando salen a divertirse.

Nerviosismo con desesperación cuando un padre y una madre ven cómo se extingue la vida de un hijo víctima del cáncer y se carece de la capacidad económica para comprarle los medicamentos para aminorar sus dolencias y padecimiento.

Nerviosismo que brinca por todas partes con la amenaza del desempleo.

En fin, entre los problemas del día a día, el Popo, el Iztaccíhuatl, nos enfrentamos a un invierno que nos mantiene temblando, sobre todo cuando los ingresos se ven amenazados con diluirse como un trozo de hielo entre las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *