La guerra sucia


26/09/2019 22:50

En últimos días hemos sido testigos de un gran debate a nivel nacional, debido a los comentarios hechos por Pedro Salmerón director del INEHRM (Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones Mexicanas), en relación a lo ocurrido el día 17 de Septiembre de 1973. 

Recordemos que este hecho fue perpetrado por la liga comunista “23 de Septiembre”, tomando ese nombre en honor a lo sucedido esa fecha, en el intento de tomar el cuartel Madera en Chihuahua, lo que representó el primer movimiento de guerrilla socialista armado en el México posrevolucionario en 1965. Es importante remarcar que estos hechos ocurrieron en un periodo en el país al que se le denomina la “guerra sucia”, comprendido de finales de los sesenta hasta finales de los setenta, y que se denomina así “sucia”, debido a las acciones que el gobierno desató contra los movimientos de insurgencia, a través de desapariciones forzadas y utilización de fuerzas armadas que operaban fuera de la ley con torturas y asesinatos.

Esta pequeña introducción sirve únicamente para poder contextualizar el periodo a debatir. Por un lado la “derecha”  desencadeno fuertes declaraciones en contra del Dr. Salmerón, lo presionaban a renunciar al INEHRM y argumentaban que su comentarios hechos vía twitter eran un apología a la violencia.

No tengo autoridad en ningún campo como para validar o descalificar las palabras del Dr. Salmerón, sin embargo pienso que es importante con su comentario, el hacer visible una época nunca estudiada en la historia mexicana, en la que el socialismo y la izquierda tenían una fuerte influencia en los movimientos revolucionarios del mundo.

En este sentido, es claro que el gobierno de la 4ª transformación no es uno de izquierda,no al 50% más uno,  ya que en afán de reinterpretar la historia y resignificarla hubiera validado dicho comentario, sin embargo aceptó la renuncia del Dr., evidenciando así que la derecha manda en el país.

Es importante para AMLO re-organizar, ya que en el anhelo de gobernar al país y transformarlo se alío con muchos grupos, incluso opositores, estas rivalidades están poco a poco evidenciándose en un gobierno que se piensa apoyado por el pueblo pero atacado por una mafia del poder que aún no sabemos quien es con nombre ni apellido.

Lo sucedido el 23 de Septiembre en el cuartel Madera, Chihuahua, fue un hecho imprudente para muchos que lo analizan, pero valiente, que tenia la esperanza de levantar el ánimo revolucionario en el país y generar así un verdadero cambio al sistema de organización económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *