La usura desde el Gobierno de México


02/01/2020 23:11

Cuando hablamos de usura nos referimos al cobro excesivo de intereses por un préstamo, en términos legales un delito que se tipifica como fraude específico. Engaño que ahora sabemos se realizaba desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del Gobierno Federal para beneficiarse del erario, lo cual para muchos no es sorpresa, sin embargo resalta porque el señalamiento lo ha hecho el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Fue en enero de 2012 cuando entró en vigor la Ley de Asociaciones Público Privadas, consideradas instrumentos de inversión a largo plazo para conseguir desarrollo de infraestructura en poco tiempo a través de préstamos de la iniciativa privada que se pagarían en varios años, la virtud era que al ser un préstamo los intereses estarían en el marco de la ley, sin embargo evidentemente se desvirtuó.

“Hay estados que destinan una buena parte de sus participaciones para pagar estas obras que cobraron carísimas. Por ejemplo: un hospital que costaba 500 millones lo tienen que pagar en 20 años entregando 200 millones anuales. No solo cobraron mucho por la construcción y operación, sino el financiamiento, usura. Hablaban desde hacienda a los gobiernos estatales: ¿Quieres esto? Te propongo una empresa y te apruebo la obra”, aseguró el presidente.

¿Dónde está el truco? Quienes maquinaron este instrumento que es legal utilizan fideicomisos para ocultar los contratos y sobre todo los precios y costos del interés, interés que se convertirá en el botín del robo para la empresa seleccionada. Repito, esto no es secreto, lo que hasta el momento sí es secreto es quiénes son los beneficiarios de los proyectos vigentes, por ejemplo los proyectos de Puebla, que en suma representan alrededor de 31 mil 140 millones de pesos por el Museo Internacional Barroco, el Centro Integral de Servicios y las Plataforma de la planta AUDI.

El 1 de agosto de 2019, cuando Luis Miguel Barbosa Huerta rindió protesta como gobernador de Puebla aseguró que la deuda oculta de Puebla ascendía a 44 mil millones de pesos, en ese momento sentenció que los responsables tendrían que responder a la justicia. El Gobierno de Puebla sigue pagando esta deuda y ahora sería tiempo de revelar quiénes son los beneficiarios, qué empresas se aprovechan de la usura. Hace unos días Barbosa aseguró que en enero revelaría los documentos reservados de las obras morenovallistas y estamos esperando los documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *