Nuestro objetivo debe ser cuidar la salud de los mexicanos


25/08/2019 15:48

Debemos de incorporar a los contenidos educativos los temas nutricionales, el deporte.

Uno de los grandes problemas que aqueja a la población mexicana, de todas las edades, es el tema de la salud; en esta ocasión, abordaremos en específico la obesidad y el sobrepeso.

El 70 por ciento de los mexicanos padecen obesidad o sobrepeso, y cerca del 35 por ciento de los niños y jóvenes también sufren alguno de los problemas anteriores, lo que mina su capacidad productiva, obstaculiza el desarrollo de las personas y el crecimiento económico del país.

Además, la obesidad por ser una enfermedad de curso crónico, es el inicio de una cadena de padecimientos y afectaciones en la salud de las personas. Es un factor de riesgo de 14 tipos de cáncer, el desarrollo de la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y problemas psicológicos que en muchas ocasiones terminan en depresión.

La Organización Mundial de la Salud, por sus siglas OMS, ha emitido ciertas recomendaciones para la prevención y el control de la obesidad, mismas que requieren de una estrategia nacional, multisectorial, en la que se involucren los distintos órdenes de gobierno, el Congreso de la Unión y el poder Legislativo, a través de un plan que aborde programas, acciones, políticas públicas y regulatorias que ofrezca opciones nutritivas viables.

El gobierno debe trabajar en políticas públicas transversales que resuelvan de fondo el tema de la obesidad en el país, problema que involucra y se extiende a la educación, la economía y el medio ambiente. Uno de ellos, y sólo como punto de partida, recae en el etiquetado de los alimentos para la elección de una dieta saludable por parte de la ciudadanía.

Para nadie es novedad que el actual etiquetado de declaración nutrimental (GDA) en los alimentos, por ser confuso no funciona, son contadas las personas que ponen atención a esto y menos las que de fondo lo comprenden.

Partiendo de que el etiquetado es una herramienta vital para el derecho a la salud pública; requerimos reformar la Ley de Salud y la Norma Oficial Mexicana (NOM) con el objetivo de que el etiquetado pase a ser frontal como el sistema en Chile, y así pueda ser entendible para los consumidores, con el propósito de que tomen decisiones verdaderamente informadas sobre los productos de consumo básico.

Debemos de incorporar a los contenidos educativos los temas nutricionales, el deporte, formar personas capaces de elegir libremente una dieta nutritiva que les beneficie.

Los etiquetados frontales son más entendibles para los ciudadanos, está demostrado. Las ventajas que presentan, son la evaluación del valor nutricional rápido, además de que facilita la selección adecuada del consumidor.

Apelando a la madurez democrática de México, requerimos trabajar de la mano del sector industrial, el poder Legislativo y el poder Ejecutivo, para que por medio del diálogo, el debate y la propuesta se llegue a un consenso sobre el etiquetado frontal nutrimental teniendo como único objetivo la salud de todos los mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *