Nunca es tarde para proteger el ambiente


14/05/2019 22:25

Los habitantes de la gran zona metropolitana de Puebla y Tlaxcala vivieron por primera vez una crisis ambiental por mala calidad del aire y ahora más que nunca se habla de las acciones para reducir la contaminación.

Una vez que las lluvias cambien las condiciones, poco a poco la normalidad  no debe regresar y los poblanos, conscientes del reto, tendrían que asumir su responsabilidad y cuidar el espacio en el cual vivimos.

Aunque la magnitud de la tragedia sería alta, nunca es tarde para comenzar, por ejemplo, no quemando basura, no comprando plásticos que no son biodegradables, no usar plaguicidas, reducir el uso de combustibles y energía eléctrica, así como reciclar. En todos los casos, parece incomodo, pero es realmente necesario.

Una parte de la contaminación surge de forma natural, por ejemplo por la actividad volcánica o el clima, sin embargo la mayoría de polución es generada por las actividades humanas, por ejemplo  a través de las industrias (del cemento, la metalúrgica y siderúrgica, la petroquímica o eléctrica) o el uso de automóviles.

El objetivo es reducir la emisión de contaminantes de todas las fuentes, por una simple razón, la salud. Puebla con un clima templado es privilegiada pues constantemente el ambiente se limpia, pero si no cambia algo el tiempo alcanzará a los habitantes, quienes estarán más expuestos.

No es una moda, pero nunca es tarde para cambiar y enverdecer nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *