Reunión útil y urgente

Es muy probable que esta misma semana, el gobernador Miguel Barbosa Huerta convoque a una reunión de trabajo a la alcaldesa capitalina Claudia Rivera Vivanco, para abordar un tema toral: la seguridad pública.

La iniciativa del mandatario poblano deriva del estudio difundido la semana pasada, que coloca vergonzosamente a Puebla como la ciudad con la peor percepción de seguridad en todo el país.

De acuerdo al INEGI, el 92.7 por ciento de los habitantes de la capital la consideran insegura para vivir.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), con corte a diciembre de 2019, revela que este último resultado rebasa además en casi 20 puntos la media nacional, que es de 72.9 por ciento.

Delitos contra las familias, robo de vehículos, violaciones, feminicidios, asaltos a bancos y homicidios intencionales, aumentaron hasta 2 mil por ciento en la capital de Puebla, desde 2015 a la fecha, según cifras oficiales.

Ante ello, el gobernador poblano habló de la necesidad de concertar acciones y fijar mecanismos de coordinación con la alcaldesa que permitan revertir dicha percepción, así como para combatir la inseguridad en la capital.

No obstante, aseguró que la seguridad ha registrado mejoras en los últimos meses y que la incidencia delictiva ha disminuido, pero la mala percepción que tiene la ciudadanía por hechos delictivos continúa al alza y esto tiene que ver con la falta de coordinación con el ayuntamiento.

“Es necesario que estado y municipio tomen decisiones juntos, pues la seguridad es responsabilidad de los tres niveles de gobierno y debe haber condiciones para abatir a los grupos delincuenciales que operan en la capital”, afirmó.

Barbosa Huerta reconoció que actualmente no hay una coordinación eficaz. “Tenemos que construirla, Puebla sí tiene condiciones complicadas de injerencia de control de grupos delincuenciales”, enfatizó al adelantar que no solicitará a la presidenta Claudia Rivera la remoción de su titular de la Secretaría de Seguridad Pública, “porque esa es atribución de ella, pero hará las recomendaciones necesarias para mejorar la percepción de los capitalinos y espera compartir decisiones”.

Al respecto, la Secretaría de Seguridad Ciudadana asegura que el estudio referido no representa la situación de la seguridad en el estado, debido a que incluye la opinión de un número reducido de capitalinos y no el número de denuncias por delito.

Su titular, Lourdes Rosales Martínez afirma que el desempeño de la administración de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco en materia de seguridad, es mucho mejor que el de anteriores gobiernos y así lo demuestran las cifras oficiales.

Es muy probable que los resultados del INEGI no se apeguen cabalmente a la realidad, pero lo cierto es que la percepción marca otra tendencia que debe ser atendida con celeridad y esa es tarea de todos.

Ya bien lo asentó el pasado domingo el Arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, al declarar que “estamos viviendo una situación muy difícil de inseguridad y violencia y todos tenemos que trabajar: en las familias, las instituciones, la iglesia misma y para las autoridades debe ser una prioridad, tienen que esforzarse; sé que no es fácil, pero deben esforzarse por dar seguridad a toda la población que lo pide a gritos”.

Es por ello que la coordinación institucional entre el gobierno estatal y el municipio es fundamental, en la misma escala que se exigió la semana pasada a nivel nacional –durante la reunión de gobernadores-, entre el gobierno federal y las entidades federativas. Para ello, se tiene que partir en la premisa de que si los municipios no hacen su tarea, los demás esfuerzos salen sobrando.

Así lo habría enfatizado precisamente Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal, al afirmar que en el esfuerzo por reducir la incidencia delictiva, la aportación que hagan las policías municipales no sólo es necesario, sino prioritaria, fundamental.

Enhorabuena pues por el anunciado encuentro y ojala que los acuerdos generen en verdad un alto y responsable compromiso, en un ámbito de mutua e irrestricta colaboración.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *