Coronavirus en México: si actuamos rápido, salvaremos vidas

Desde hace días circulan en redes varios estudios estadísticos que señalan que los países que estén bien preparados tendrán tasas de mortalidad por coronavirus entre 0.5 y 0.9%. Mientras que los países que vean rebasados sus sistemas de salud tendrán tasas de entre 3 y 5%. En otras palabras, los países que actúen rápido reducirán 10 veces el número de muertes.

¿Cuántos mexicanos contraerán el coronavirus? ¿Cuántos pueden morir? La respuesta depende de las acciones que tomemos y, lo más importante, de cuándo las tomemos. Los datos muestran que la tasa de mortalidad varía de país a país, dependiendo en qué momento se tomaron medidas drásticas para mitigar el impacto del virus. ¿Cuál es la lección que debemos aprender de los países que han logrado contener el virus? Que NO tenemos que esperar a que el número de casos crezca sin control actuar (https://www.nytimes.com/interactive/2020/03/13/opinion/coronavirus-trump-response.html).

A partir del estudio de los casos de China, Italia, Corea e Irán, es posible concluir que la única forma de mitigar el impacto de su letalidad es tomando medidas drásticas hoy, no mañana ni en dos semanas; lo que significa mantener a tanta gente como sea posible en sus casas desde ahora mismo.

Esta conclusión nos puede parecer exagerada. Pero todos los modelos matemáticos coinciden en que la única manera de detener la propagación del coronavirus es rompiendo la cadena de transmisión.

Y esto solo se logra con una estrategia agresiva denominada Distanciamiento Social Extensivo (sugiero: https://www.washingtonpost.com/graphics/2020/world/corona-simulator/).

Si se analiza a detalle el caso de Hubei, se puede observar que, durante el brote, siempre hubo una diferencia importante entre los casos detectados por la autoridad y el número de casos reales.

El 21 de enero, las autoridades chinas informaron que había 100 nuevos casos al día, cuando en realidad había 1,500, creciendo exponencialmente. Dos días después, el gobierno chino se vio obligado a cerrar la ciudad de Wuhan. Cuando se tomó esta decisión —señala el autor— había 400 casos al día, según la información oficial; aunque en realidad había 2,500. Horas después, la autoridad tuvo que cerrar otras 15 ciudades de la provincia de Hubei.

Hace un mes, Italia presentaba un solo caso de coronavirus. Hoy es uno de los países más afectados, con un crecimiento exponencial de casos y una tasa de mortalidad del 6%. Esto, a pesar de contar un sistema de salud digamos robusto. Para contener el brote, hace unos días las autoridades italianas (y ahora también las españolas) tuvieron que declarar cuarentena nacional. Aquí la pregunta es: ¿cuál sería la tasa de mortalidad si este tipo de medidas se hubieran tomado hace un mes?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que es previsible que en las próximas semanas haya un aumento exponencial de nuevos casos y que la enfermedad cobre muchas más vidas alrededor del mundo. Por lo que ha hecho un llamado urgente a que cada país tome acciones más agresivas para contener su propagación.

Todos los cálculos indican que, si continuamos con la estrategia seguida hasta ahora, en las próximas semanas México vivirá una situación similar a la de Italia o España. Estos países han reconocido que cometieron un error al no adoptar medidas drásticas a tiempo (https://elpais.com/sociedad/2020-03-15/corea-el-ejemplo-para-controlar-a-la-epidemia-que-espana-no-siguio.html). Hoy están pagando ese precio a un costo muy alto en términos de tasa de mortalidad.

El mejor ejemplo de reacción ha sido el de los países asiáticos, particularmente el de Corea. Según datos de la OMS, la reacción de las autoridades de ese país fue mucho más rápida y decidida. Cuando apenas habían detectado medio centenar de casos (poco menos que los que tenemos confirmados en México), los coreanos ya hablaban de una “crisis sin precedentes” y la autoridad pidió a su población quedarse en casa iniciando un agresivo plan de aplicación de pruebas para bloquear las cadenas de transmisión. El resultado: una tasa de letalidad de 0.8%, mucho más baja que en Italia o España (5%).

Es urgente que las autoridades federales y estatales tomen medidas drásticas para romper cuanto antes la cadena de contagio y evitar un escenario como el de España o Italia, que ya vieron saturados sus sistemas de salud. Mientras más nos tardemos en reaccionar, más alto será el riesgo de pérdida innecesaria de vidas. ¡Urge instrumentar un plan de contención contra el coronavirus ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *