Para evitar contagios por COVID, cuidado del bebé debe ser muy estricto: IMSS (Foto: Especial)

Pilar Bravo / Tribuna Noticias
11/05/2020 , 10:40 pm

Dan cuidados de alta especialidad a bebés Lázaro y Dante en Puebla

Puebla, México.- Ante la delicada situación que enfrentan los recién nacidos Lázaro y Dante, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo al conocer de los hechos, ha ordenado ofrecer alta especialidad en servicios neonatales para los bebés que enfrentan una crítica situación y que siguen en terapia intensiva en el Hospital de la Margarita, en Puebla.

Leer también: Gobierno de Puebla denunciará presunta negligencia médica en el IMSS y el Betania

El director general del IMSS informó al gobernador Miguel Barbosa que a los recién nacidos se les atiende con extremo cuidado, con médicos especializados, con el objetivo de preservarles la vida.

Agregó que en el orden jurídico-administrativo está en desarrolló el proceso de investigar responsabilidades y faltas que se hayan cometido, como fue el caso del bebé enviado a la sección mortuoria, debido a que no presentó signos vitales a decir del personal y que a la hora del servicio de traslado funerario se encontró que el bebé estaba con vida.

Sobre el segundo bebé (Dante) se emitió un reporte de los hechos en el que se documentó que la paciente Gloria N. durante su trabajo de parto en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 “La Margarita”, se actuó de manera inmediata, apegado a la normatividad y a los protocolos en la atención de la mujer embarazada.

Leer también: Apuñala a su amigo durante discusión bajo los influjos del alcohol

La paciente fue valorada en el hospital privado autorizado por el IMSS (Betania), pero fue enviada a La Margarita, con diagnóstico de trabajo de parto y sospecha de covid-19, a partir de una prueba rápida, según la nota de envío.

La paciente ingresó a las 08:42 horas, al área de Triage respiratorio obstétrico; fue valorada de manera inmediata por un médico ginecobstetra, e ingresó con trabajo de parto en evolución y con signos vitales normales.

Posteriormente, se aceleró el trabajo de parto, clasificado como precipitado, cursando con dolor abdominal intenso, por lo que se le realizó una cesárea de urgencia, en la que se halló ruptura uterina, lo que puso en riesgo la vida de ambos.

A las 11:19 horas nació un bebé, que fue valorado, y por su condición lo ingresaron a la Unidad de Cuidados Neonatales, con diagnóstico de asfixia severa secundaria a circular de cordón umbilical.

El equipo multidisciplinario atendió a la paciente con diagnóstico de embarazo de 38 semanas, y probable covid-19, con un manejo oportuno y en apego a los protocolos.

“La condición clínica actual del menores de gravedad y su pronóstico es reservado, lo cual lamentamos profundamente”, indicó el funcionario federal.

Al igual que con el bebé (Lázaro) el personal de la unidad realiza todos los esfuerzos para salvaguardar la vida del menor. Mantiene un acercamiento con los padres sobre su estado, y brinda apoyo emocional a la familia en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *