(FILES) In this file photo taken on May 19, 2017 Wikileaks founder Julian Assange speaks on the balcony of the Embassy of Ecuador in London. - More than 60 doctors wrote an open letter published November 25, 2019, saying they feared Julian Assange's health was so bad that the WikiLeaks founder could die inside a top-security British jail. (Photo by Justin TALLIS / AFP)

AFP
09/25/2020 , 10:04 am

Decisión sobre extradición de Assange llegará después de las presidenciales en EEUU

Londres, Reino Unido.- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, tendrá que esperar hasta después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos para saber si será extraditado a ese país, que lo requiere por cargos de espionaje, afirmó el viernes la jueza británica a cargo del caso.

Assange se enfrenta a 18 cargos en Estados Unidos relacionados con la publicación por WikiLeaks a partir de 2010 de cientos de miles de documentos secretos que dejaron al descubierto, entre otras cosas, sus acciones militares -incluidas muertes de civiles, torturas y otros abusos- en Afganistán e Irak.

La justicia británica analiza actualmente si debe o no acceder a la petición de extradición a ese país del australiano, de 49 años, que se encuentra en una cárcel de alta seguridad londinense desde su espectacular detención en la embajada de Ecuador en Londres en abril de 2019.

La presentación de pruebas en este juicio, iniciado el 7 de septiembre, finalizan la próxima semana. Pero la juez Vanessa Baraitser accedió el viernes a dar más tiempo al abogado de Assange para preparar sus alegatos finales.

Probablemente mi decisión llegue después de las elecciones en Estados Unidos”, reconoció la magistrada, al otorgar cuatro semanas a la defensa para preparar sus alegatos y dos más a los representantes legales del gobierno estadounidense.

Parece poco probable que podamos obtener un veredicto antes del 4 de noviembre”, fecha de las presidenciales estadounidenses, subrayó el abogado de Assange, Edward Fitzgerald.

Los defensores del australiano afirman que el intento de extraditar y juzgar a su cliente en Estados Unidos tiene motivaciones políticas y es impulsado por el presidente Donald Trump.

Washington afirma que Assange ayudó a la analista de inteligencia Chelsea Manning a robar los documentos confidenciales y le reprocha haber expuesto después a los ojos de todo el mundo el nombre de sus informantes, poniendo la vida de estos en peligro.

En Estados Unidos, el fundador de WikiLeaks podría exponerse a una pena máxima de 175 años de cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *