Pilar Bravo
07/30/2020 , 2:40 pm

Diputados proponen reformas a la la Ley de Protección de las Personas Adultas Mayores de Puebla

PUEBLA, México.- Agosto que se ha convertido en el mes de los abuelos, lo que generó que los diputados de la Comisión de Grupos Vulnerables presentaran propuestas para hacer reformas y adiciones a la Ley de Protección de las Personas Adultas Mayores de Puebla, para garantizarles respeto a los derechos humanos.

Precisaron que buscan asegurar que tengan una vida libre de violencia, discriminación, abandono o cualquier clase de maltrato para que vivan de la mejor manera los años de vida que alcancen en su ciclo biológico.

La presidenta de la Comisión de Grupos Vulnerables, María del Carmen Saavedra Fernández, destacó que, de acuerdo con estudios, en Puebla existen más de 514 mil ancianos, que representan el 3.1 por ciento de la población, y desafortundamente uno de cada seis ha sufrido algún tipo de abuso, violencia o discriminación.

Precisó que el 11.6 por ciento ha sido víctoma de maltrato psicológico, 2.6 por ciento violencia física, 6.8 por ciento abuso financiero, 4.2 por ciento negligencia y 0.9 por ciento abuso sexual.

“Las reformas a la Ley de Protección de las Personas Adultas Mayores tienen como objeto principal velar por los derechos de las personas adultas mayores, salvaguardar su integridad así como reconocer la obligación que tiene su familia de proporcionarles alimentos, fomentar la convivencia familiar y cubrir sus necesidades emocionales, psicoafectivas, protección y apoyo”, destacaron

Saavedra Fernández enfatizó que estas adecuaciones en la ley permitirán ir inhibiendo estos abusos, porque ahora las personas que tengan conocimiento de maltrato a una persona adulta mayor estarán obligadas a denunciar ante las autoridades y sus familiares deberán ser responsables de proporcionar alimentos y cubrir sus necesidades básicas.

Señaló que se aprobaron tres iniciativas de los diputados, Jonathan Collantes Cabañas, Mónica Rodríguez Della Vecchia y Estefanía Rodríguez Sandoval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *