Kevin Durant #35 de Golden State Warriors. EZRA SHAW / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

AFP
06/10/2019 , 12:00 am

Durant podría volver a los Warriors para el quinto partido de la Final de la NBA

El alero estrella de Golden State, Kevin Durant, fuera de las pistas desde hace un mes por una lesión en la pantorrilla derecha, practicó este domingo con los campeones defensores y podría regresar para el quinto partido de la Final de la NBA este lunes en Toronto.

Mejorar lo suficiente como para tomar parte de los entrenamientos significa que Durant podría jugar el lunes contra los Raptors en un partido clave para Golden State, que necesita ganar para estirar la definición de la serie final.

Toronto lidera 3-1 la serie final, al mejor de siete juegos, y está a una victoria de convertirse en el primer equipo no estadounidense en ganar el título de la NBA.

“Sabremos más después de eso”, dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, sin dar detalles de cuando tomará la decisión de incluir a Durant.

“El estado de ánimo es bueno. Todavía tenemos mucho por lo que jugar. Tenemos una oportunidad y un desafío increíble. Vamos a hacer todo lo posible para enfrentar ese desafío. Estamos entusiasmados con eso”, añadió el técnico.

Los Raptors, que buscan el primer título en su historia trs 24 temporadas en la NBA, están listos por si Durant, el Jugador Más Valioso de las finales de la NBA de 2017 y 2018, se reincorpora a Golden State.

“Si juega, es un jugador muy valioso. Tiene mucho, mucho talento”, dijo el armador de los Raptors, Kyle Lowry. “Pero no podemos enfocarnos en eso. Tenemos que enfocarnos en nosotros mismos. Jugar como necesitamos jugar, molerlos”.

Para seguir en carrera en busca de una tercera corona cosnecutiva de la NBA y la cuarta en cinco temporadas, los Warriors deben ganar el lunes para forzar un sexto juego el jueves en Oakland, y volver a ganar para llegar al séptimo partido el próximo domingo en Toronto.

“Van a ver a un equipo guerrero, resistente”, dijo el escolta Klay Thompson, de los Warriors.

“Hemos tenido nuestras espaldas contra la pared antes. Es un poco más desalentador estar abajo 3-1, pero generalmente cuando nuestra espalda está contra la pared, respondemos mejor”, agregó Thompson.