Yadira Gómez
05/07/2020 , 4:28 pm

El Franjatón presenta a grandes invitados en su transmisión

El festejo por el aniversario número 76 del Club Puebla sigue emocionando a grandes y pequeños pues esta celebración será con causa mientras no te despegues de las redes sociales. Entre más tiempo resistas viendo el Franjatón más donaciones se harán al banco de alimentos.

Los invitados de lujo no dejan de llegar y en esta ocasión desfilaron desde el pupilo de David Beckham, Rodolfo Pizarro mientras era entrevistado por su gran amigo Ángel Zaldivar, pasando por dos grandes jugadores que fueron en su momento rival en los clásicos regiomontanos, Jesús Zavala y Francisco Acuña así como la leyenda del Puebla, Damián ‘El Ruso’ Zamogilny.

El evento siguió con la Franja para Regios en donde se pudo conocer la opinión de Francisco Acuña quien estuvo vistiendo la playera de la Franja pero también la de Tigres. En su momento se vio la cara en varios clásicos con Jesús Zavala quien estuvo en Rayados pero actualmente defiende a los camoteros.

Para Zavala el clásico es uno de los eventos más importantes que se pueden vivir en Monterrey porque no sólo lo viven los jugadores, sino los mismos aficionados sienten esa rivalidad en la que se detiene todo el estado para saber quien será el campeón.

La popularidad de ambos equipos comenzó a subir y sin duda todos coinciden que el 2019 fue el año regio por la gran disputa que tuvieron en varios clásicos como lo fue la final tanto varonil como femenil.

Sin embargo Zavala sabe que más allá de un clásico es la pasión del fútbol y poder atravesar el continente y ser reconocido como el mejor equipo del mundo. Rayados ya lo ha vivido y desea seguir haciéndolo. Por ende, la Concachampions es el objetivo claro.

Si estás en la final de la liga, buscarás la final de la Concachampions. Ese título internacional te ayudará a buscar un mundial de Clubes y que el nombre de tu equipo suba”.

No obstante y como ex fiel jugador del equipo rival, para Acuña lo mejor es la misma liga mexicana; si bien últimamente se ha hecho popular ir al mundial de clubes y por ende ganar la Concachampions, nada superará ganarle a tu rival y lazar la copa de la Liga Mexicana.

Es así que la rivalidad no sólo quedó en los equipos, sino que viajó también a la Selección Mexicana y ahí varios presenciaron esa línea imaginaria que jugadores de Rayados y Tigres tenían; sin embargo dentro de la cancha eran uno sólo con un mismo objetivo.

“En la concentración sí se vivía la rivalidad y un poco de fricción pero en el partido éramos compañeros”.

Pero no sólo Monterrey y Rayados pasaron por momentos difíciles dentro y fuera de la cancha. Otro de los equipos que sentía importante un clásico eran los ya extintos Tiburones de Veracruz. Su duelo con el Club Puebla era un evento que ni poblanos y menos los veracruzanos se podían perder.

A raíz de la polémica que vivió el Club Veracruz, Puebla abrigó a varios de los jugadores que se encontraban en dicha plantilla. Jesús Arturo Paganoni fue uno de ellos que ahora brilla con los camoteros.

Para Paganoni, como para varios de los jugadores, el clásico de sur era de los eventos importantes para el plantel. El ex tibu, recuerda muy bien uno de esos clásicos en donde fue partícipe con uno de los goles. Lo mejor era aquel apoyo de la afición que hacía vibrar el estadio.

La afición se hacía sentir desde los entrenamientos (Veracruz) era uno de los más importantes del torneo (clásico del sur) me tocó meter un gol y ha sido uno de los mejores que he marcado”

Por ende, la exigencia era mayor; la Franja no podía llegar al Piratas Fuentes y llevarse los puntos; el objetivo era ganar o ganar.

Cuando estaba en Veracruz, el clásico a vencer era ante Puebla. La afición nos lo exigía, a donde iba era ganar o ganar”.

Sin embargo el sueño tenía que terminar pero el cariño, de acuerdo con Paganoni, sigue vigente porque con esfuerzo y dedicación los veracruzanos lo acobijaron así como los poblanos lo hacen ahora.

El cariño se va ganando gracias al trabajo del buen grupo que teníamos. Muy contento de pertenecer a una historia del Veracruz, se vive intensamente el fútbol allá”.

Así como Paganoni que ya se encuentra dejando huella con los camoteros, varios jugadores lo hicieron como fue el caso del ‘Ruso’ Zamogilny quien no imaginó que dos años jugando con la Franja sería suficiente para ser leyenda en el Cuauhtémoc.

A pesar del éxito que tuvo como jugador, Damián Zamogilny sufrió en sus inicios, picó piedra hasta el punto de creer que lo suyo no era ser jugador profesional. Sin embargo, sabía que México traería suerte para su sueño y moverse del país Azteca no era una opción.

Yo ya había decidido quedarme en México. Sé que no tendría posibilidad si me regresaba a Argentina o me iba a Chile”

Y por eso sabe que el Club Puebla tendrá pronto ese éxito que tuvo cuando él militaba en sus filas. Sólo falta que los jugadores se la crean, jueguen con el último gramo de energía y la pasión nunca termine.

“Estoy seguro que pronto el equipo dará ese salto y saldrá a competir (Puebla)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *