Dice OPS que embarazadas pueden sufrir forma grave de COVID-19 (Foto: Especial)

Redacción | Tribuna Noticias
07/29/2021 , 7:40 pm

El impacto de la pandemia en los servicios prenatales y de parto

Redacción.- La pandemia por covid-19 trajo consigo grandes dificultades para las mujeres embarazadas. Limitó sus posibilidades de tener un embarazo con las atenciones y cuidados habituales y las llevó a buscar alternativas para parir en un escenario en el que los servicios hospitalarios escaseaban.

El contexto las obligó, principalmente en los primeros meses de la pandemia, a sortear una serie de contratiempos que iban desde la limitada atención prenatal hasta los estrictos protocolos en los partos hospitalarios que desvinculaban por completo la parte emocional de la experiencia.

Es difícil hacerse una idea de hasta qué punto la pandemia del coronavirus ha transformado la maternidad”, señala la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

En España, por ejemplo, los protocolos sanitarios en los hospitales obligaban a las mujeres a llevar cubrebocas durante el parto —algo que podía provocar sensaciones de claustrofobia y falta de oxígeno— y a no tener ningún tipo de compañía durante el proceso, e incluso al momento del nacimiento el bebé y la madre eran separados casi de inmediato por las medidas anticovid, cuenta el artículo “Un año de pandemia: embarazos más angustiosos y partos con mascarilla” de El País.

Además, menciona el texto, en casos en los que la madre resultaba contagiada por covid-19, por automático era programada una cesárea, aunque no existía evidencia de que el parto natural conllevara un riesgo.

En México, aunque los servicios hospitalarios relacionados con los embarazos no se suspendieron, eran escasos, y muchas mujeres optaron por buscar los servicios de parteras profesionales y llevar a cabo su parto en su casa o en clínicas más cercanas a sus localidades.

El artículo “Dar a luz en México bajo la sombra del covid” del New York Times apunta que en algunas regiones del país estos servicios se duplicaron durante la pandemia.

La asesora regional en salud sexual y reproductiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) para América Latina y el Caribe (Unfpa), Alma Virginia Camacho, puntualiza que esta tendencia se dio en toda la región de Latinoamérica, principalmente en zonas rurales.

Con la pandemia “se ha puesto de manifiesto el rol fundamental de las parteras para la prevención de contagios de covid-19 y la atención segura y oportuna a las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio”, dice Camacho.

En ese sentido, la especialista asegura que entre todas las dificultades que han enfrentado las mujeres embarazadas se puede encontrar una oportunidad para replantear los métodos con los que se desarrollan los partos, por ejemplo reconociendo e incluyendo la labor de las parteras en los sistemas de salud.

Se podría reducir el uso de anestesia, las cesáreas innecesarias y garantizar una atención digna y respetuosa y un vínculo estrecho y de mayor confianza con las mujeres”, explica

También te puede interesar:

Apoya Blinken investigación de la OMS sobre el origen de la pandemia

Se propaga la variante Delta en China y llega a la capital