El Obediente

Ahora resulta que el presidente de México Andrés Manuel López Obrador a la única persona que obedece sobre esta tierra es al presidente de los Estados Unidos Donald Trump.

Y es que para acudir a entrevistarse con él la próxima semana, el obediente AMLO acepta someterse a los protocolos que en este momento incluyen la prueba del COVID-19

Con esto comprobamos que lo que su subsecretario de salud mexicano Hugo López Gatell no ha conseguido en 4 meses de pandemia; para brincar el charco para acudir al encuentro con su poderoso vecino AMLO acepta en un acto de obediencia.

Ojalá la prueba no destape sorpresas como ha ocurrido a varios de sus colaboradores como el Secretario de Hacienda, el director del IMSS, que no se sometieron a ningún tipo de test pero la enfermedad los llevó a un consultorio de padecimientos respiratorios.

Con esta actitud el mandatario mexicano lanza señales de su gran objetivo de reunirse con su vecino que trata de marcarle el paso al mundo, y con quien en el fondo AMLO tiene muchas coincidencias pese a las posiciones diametrales de sus convicciones políticas.

López Obrador en su discurso refrenda una y otra vez su resguardo de la nación azteca, pero Trump lo somete una y otra vez, y termina calificándolo ante el mundo como “un buen presidente”.

Hoy la atención de los mexicanos y de los estadounidenses está centrada en este encuentro sobre el que coinciden las voces de que se trata de una gran oportunidad para que Trump se quede en la casa blanca, exponiéndole al mundo que es el presidente de los Estados Unidos y que a través de AMLO tiene sometido a México y decide lo que es conveniente para su país, con éste vecino pobre, hambriento, jodido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *