Toni Cerdà / AFP
01/22/2018 , 7:56 am

El presidente palestino, distanciado de EEUU, busca el reconocimiento de la UE

BRUSELAS, Bélgica.- El presidente palestino, Mahmud Abas, llamó este lunes a la Unión Europea a reconocer un Estado palestino independiente tras la criticada decisión de Estados Unidos sobre Jerusalén, pero parece poco probable que los europeos, divididos, puedan ofrecerle algo concreto.

“Consideramos a la UE como un verdadero socio y amigo. Por ello, llamamos a sus Estados miembros a reconocer el Estado palestino”, dijo Abas, antes de reunirse con los cancilleres europeos. “No existen contradicciones entre reconocimiento y reanudación de las negociaciones”, agregó.

El presidente palestino, Mahmoud Abas (i), recibe la bienvenida de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, previo a la reunión con cancilleres de la Unión Europea en Bruselas. (Fotografía: Emmanuel Dunand / AFP)

El presidente palestino, Mahmoud Abas (i), recibe la bienvenida de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, previo a la reunión con cancilleres de la Unión Europea en Bruselas. (Fotografía: Emmanuel Dunand / AFP)

El objetivo del almuerzo informar es, para los europeos, discutir “de cómo la UE puede apoyar la reanudación del proceso” de paz, congelado desde 2014, había avanzado horas antes la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La discusión con el líder de la Autoridad Palestina, de 82 años de edad, se celebrará en los márgenes de la reunión mensual de cancilleres de la UE, tal y como los europeos hicieron el mes anterior con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

La UE criticó entonces la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel, una decisión confirmada este lunes por su vicepresidente Mike Pence quien anunció la apertura de la embajada estadounidense en la Ciudad Santa antes de fines de 2019.

La posición europea, la visión internacional más extendida, es que la solución al conflicto pasa por la creación de dos Estados en base a las fronteras de 1967, cuyas capitales en ambos casos estarían en Jerusalén.

A mediados de enero, Abas consideró que, tras la decisión estadounidense, la oferta de paz israelo-palestina de Donald Trump es la “bofetada del siglo” y subrayó que Israel “puso fin” a los acuerdos de Oslo de 1990 sobre la autonomía palestina.

El canciller español, Alfonso Dastis, urgió al presidente palestino a que “modere” su respuesta ante decisiones que incluso los europeos han desaprobado, en referencia al decisión de Trump.

¿Acuerdo de asociación?

El reconocimiento conjunto de los europeos al Estado palestino parece, sin embargo, lejano. Sólo Eslovenia podría sumarse a los países de la UE, entre ellos Suecia, que ya lo hacen. Según las autoridades palestinas, son al menos nueve en el bloque.

Sobre la mesa podría estar proponer la perspectiva de un “acuerdo de asociación” entre la UE y la Autoridad Palestina, como ya existe con Israel, aunque un funcionario de la UE afirmó que esta idea se encuentra en una “etapa muy preliminar”.

El canciller francés, Yean-Yves Le Drian, subrayó a su llegada a la reunión la propuesta del acuerdo de asociación y expresó su deseo de que la UE “se comprometa desde ahora en un proceso en esta dirección”.

El canciller palestino, Riyad al Malki, dijo a la agencia de noticias AFP que un acuerdo de asociación no puede “sustituir” un reconocimiento de un Estado palestino y que “si los europeos quieren desempeñar un papel, entonces deben ser justos en su tratamiento de las dos partes”.

Otro tema que los cancilleres tienen previsto abordar es el acuerdo nuclear con Irán, un asunto que se convirtió en otra preocupación regional después que Trump criticara el pacto histórico con Teherán alcanzado bajo su predecesor, Barack Obama.

El 12 de enero, el presidente estadounidense exigió a los europeos que ayuden a remediar las “terribles lagunas” del acuerdo nuclear. En caso de no abrirse a ello, Estados Unidos impondría de nuevo las sanciones a Irán previas al acuerdo y saldrían del pacto cerrado en 2015 en Viena.

“Observamos con interés que el presidente Trump no rompió el acuerdo”, apuntó el ministro francés, quien agregó, no obstante, que “planteó exigencias que parecen a menudo ultimátums”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *