Cubans participate in the vigil for the victims of the Saratoga Hotel accident in Havana, on May 13, 2022. - The death toll from last week's hotel explosion in Cuba has risen to 46 after a man who was in critical condition in hospital died, the public ministry said on Friday. (Photo by YAMIL LAGE / AFP)

AFP
05/13/2022 , 11:44 pm

Emotivo homenaje en Cuba por víctimas de explosión de Hotel Saratoga

Miles de cubanos, incluido el presidente Miguel Díaz-Canel, depositaron flores y encendieron velas este viernes en un céntrico parque de La Habana, durante un homenaje en memoria de los 46 fallecidos que dejó la explosión del Hotel Saratoga.

La multitud, conmovida, colmó el Parque de la Fraternidad, ubicado en el Paseo del Prado de La Habana Vieja, frente al hotel que explotó el pasado viernes, cuatro días antes de su programada reapertura tras dos años de cierre por la pandemia.

Díaz-Canel y su esposa, Lis Cuesta, depositaron rosas rojas y prendieron velas en memoria de las víctimas de la tragedia, que conmocionó al país, tras guardar un minuto de silencio.

Ante placas que mostraban fotografías de los fallecidos, en las que también se podían leer sus nombres y edades, familiares y amigos, algunos ahogados en llanto, depositaron rosas, gladiolas y girasoles. Las imágenes de familiares acariciando el rostro de sus seres queridos eran demoledoras.

“El dolor es demasiado”, es “un golpe que nunca voy a poder olvidar”, declaró a la AFP la ex directora del Saratoga, Arlién Chang, de 40 años.

La estudiante universitaria Katherine Cairo también acudió para expresar su solidaridad: “las velas, las luces, las flores” representan “vida eterna para todos estas personas que fueron víctimas”.

Lee también: BBVA ofrece disculpas y un café por depósito de dinero extra

La tristeza y el silencio dominaban la atmósfera en el parque, pese a las miles de personas que se congregaron en el lugar para apoyar a los familiares de los 46 fallecidos en la tragedia, entre ellos cuatro niños y adolescentes y una turistas española de 29 años.

En la vigilia también participaron otros altos dirigentes del país y representantes de los equipos de rescate y de la Cruz Roja local, que trabajaron intensamente desde que se produjo la explosión para encontrar sobrevivientes o recuperar los cadáveres de los escombros del edificio.

Según el Ministerio de Salud, nueve adultos y cuatro niños continúan hospitalizados y otras 40 personas fueron dadas de alta.

A pocos metros del Parque de la Fraternidad, en el Capitolio Nacional, sede del Parlamento, la bandera cubana ondeaba a media asta, señal del duelo oficial de dos días decretado por Díaz-Canel, que se extenderá hasta la medianoche del sábado.