Gisela Tellez Guevara
06/29/2020 , 5:23 pm

En la primera mitad del año, 252 incendios consumieron áreas forestales en Puebla

PUEBLA, México.- La titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevara, informó que del 1 de enero al 25 de junio de este año se han registrado 252 incendios en el estado, 95 menos en comparación con 2019, por ello, Puebla logró salir de los 10 primeros lugares de mayor superficie afectada a nivel nacional.

En conferencia de prensa virtual, la funcionaria detalló que a la par, la disminución de siniestros provocó que la entidad ocupe el séptimo lugar con mayor número de incendios a nivel federal, siendo Tlachichuca el municipio con más afectaciones y mayor área dañada.

“Este año el estado de Puebla ocupa el séptimo lugar en el mayor número de incendios forestales; sin embargo, en cuanto a superficie afectada ya salimos de los primeros 10 estados de la República, por lo que es una noticia positiva porque habla de la correcta coordinación que tenemos con PC, la Secretaría de Gobernación, CONAFOR y SEDENA que nos ha permitido atender de manera oportuna los incendios forestales y disminuir al mínimo la superficie afectada en el estado de Puebla”, dijo.

Puntualizó que cada incendio implica una inversión por atención de 24 mil 600 pesos aproximadamente, entre personal y recursos empleados. Las principales causas de los siniestros son actividades agropecuarias, intencionales y fogatas, por lo que se ha procedido legalmente en dos ocasiones.

“En muchas ocasiones la intención es simplemente prender fuego, no hay otra intención y de hecho a través de la dirección de Biodiversidad y Recursos Forestales en conjunto con la Secretaría de Seguridad del Gobierno del Estado se ha intervenido en un par de ocasiones y se han presentado denuncias penales. Los otros motivos son la propia actividad forestal, derechos de vía y sólo un evento deriva de un hecho natural”, expuso.

Rolando Montero León, suplente legal de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en Puebla, reiteró que los incendios han disminuido 38 por ciento debido a la atención oportuna de las instancias correspondientes, pero consideró que aún quedan áreas de oportunidad para prevenir los daños a la vegetación y abonar a la restauración forestal.

“La afectación de este tipo de vegetación (pasto y vegetación herbácea) ya con la presencia de las lluvias se regenera más fácilmente, por eso tenemos que trabajar más en las áreas donde se presentó daños en la vegetación arbustiva y en la vegetación arbórea y de renuevos para implementar acciones en el corto y mediano plazo, como es la restauración forestal en esos ecosistemas”, agregó.

Eduardo Vargas Avalos, director operativo de Protección Civil del Estado, destacó que la temporada de incendios se da a partir de la segunda quincena de enero porque la temperatura se empieza a incrementar y en el mes de mayo –con el inicio de las lluvias- disminuyen, pero no se descartan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *