Estudiantes distribuyen alimentos para los más vulnerables de la pandemia (Photo by VALERIE MACON / AFP)

AFP
05/23/2020 , 8:22 am

Estudiantes distribuyen alimentos para los más vulnerables de la pandemia

Redacción.- Mira Kwon montó en pocas semanas una red de distribución de alimentos en Los Ángeles para los más vulnerables por la pandemia, conformada por estudiantes de secundaria como ella.

“Esta experiencia ha sido genial”, dijo a la AFP esta joven de 16 años durante una visita a un mercado. “En muchos sentidos me ha enseñado mucho”.

La iniciativa forma parte de un servicio nacional llamado “Zoomers to Boomers”, que se puede traducir como “Jóvenes para los mayores” y que nació primero en California tras las órdenes de confinamiento por el virus.

El servicio funciona hoy en 26 de ciudades del país, con más de 300 voluntarios “Zoomers”.

Kwon dirige ahora un equipo de 40 estudiantes, que se vieron forzados a seguir sus estudios de forma virtual por la crisis.

La idea detrás del servicio es simple: los “Baby Boomers”, como se llama en Estados Unidos a los nacidos en el período posterior a la II Guerra Mundial, hacen la lista del mercado en un sitio web y los chicos de la generación Z se encargan de hacer la compra por ellos para evitar que se expongan.

Lo mismo aplica a personas con sistema de salud comprometidos.

Más 3 mil “Boomers” se han visto beneficiados, según su sitio web.

“Fue intimidante al principio porque requería que llamara a varios negocios para ver si querían trabajar con nosotros”, recordó Kwon, que dirige la iniciativa en el barrio de Koreatown. “Fue aterrador porque nunca había hecho algo así antes y estaba preocupada de que me rechazaran”.

Y sucedió, aunque rápidamente después encontró negocios que aceptaron sumarse al proyecto.

“Aprendí a comunicarme y explicarme con claridad”, dijo sobre una de las muchas experiencias del “mundo real” que ha tenido en esta etapa. “Poder colaborar es algo muy importante para mí, que me tomen en serio a pesar de todavía ser solo una estudiante de secundaria”.

Betsy Bass, también voluntaria, coincidió en que esta experiencia le abrió los ojos.

Explicó que uno de los principales desafíos era llegar a los ancianos que tal vez no tengan acceso a un computador o redes sociales y que no sepan de esta ayuda.

“Hemos hablado con consejos vecinales, grupos de iglesias, sinagogas, hogares de ancianos, periódicos y es así como vamos corriendo la voz en la comunidad”, dijo Bass.

Una vez que la pandemia haya terminado, algunos de estos adolescentes dijeron que todavía les gustaría continuar con el proyecto.

“Aunque no estemos en medio de una pandemia mundial, todavía hay familias que no pueden permitirse tener un plato de comida en la mesa tres veces al día”, dijo Bass. “Así que creo que podría ser algo que mantendremos en el futuro e incluso dejar a nuestros hermanos cuando nos graduemos”.

 

Aquí hay otras noticias que podrían interesarte:

 

Industria de videojuegos en EEUU registra facturación récord en abril

Sudamérica es “un nuevo epicentro” de la pandemia: OMS

Primeros pasos en los tratamientos del coronavirus

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *