Redacción| Tribuna Noticias
09/25/2020 , 8:32 am

“Hay una red de políticos acaparadores de agua” que ponen en riesgo el tratado con EEUU: Mejía

Redacción.- Desde el pasado 3 de diciembre, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral junto con sus homólogos de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, llegaron a un acuerdo con la Secretaría de Gobernación (Segob), donde se comprometían a cumplir con el estricto y obligatorio tratado internacional del agua con EEUU; y el 1 de agosto se firmó una propuesta para los escurrimientos y la entrega del agua, señaló el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, Subsecretario de Seguridad Pública.

En la conferencia matutina desde Palacio Nacional, sentenció que esto pone de manifestó que el conflicto del agua obedece a intereses económicos y políticos de algunas personas que “han usufructuado para su beneficio el agua y han puesto en riesgo un tratado internacional”.

Hay una red de políticos acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a toda la trama”.

El subsecretario expuso que desde la administración del exgobernador César Duarte, ha habido exfuncionarios y agentes políticos ligados a grandes familias de nogaleros y cebolleros, que acaparan millones de litros cúbicos del agua en Chihuahua.

Por ejemplo, dijo, el ex funcionario Raúl Enrique Javalera Leal, se desempeñó como presidente de la Junta de Aguas y Saneamiento de Chihuahua en la administración de César Duarte, y es parte de uno de los grupos que ha estado detrás, financiando movimientos como el registrado en la presa La Boquilla, donde una mujer perdió la vida.

También reveló que la familia Urionabarrenchea, ligada al exgobernador César Duarte, posee 42 pozos distribuidos en 4 municipios, lo que les permite tener casi 9 millones de metros cúbicos de agua, lo que equivale al 3% del total que se adeuda.

Del miso modo, detalló que 8 personas acaparan 36 millones de metros cúbicos que es el 12.5% del adeudo total y una personas tiene 11 millones de metros cúbicos, que es el equivalente al 4% del adeudo total.

En cuanto a las familias cebolleras, estas están ligadas al diputado panista local, Jesús Valenciano (uno de los actores más activos en el Congreso y en los movimientos “en defensa del agua”). Fue quien increpó a la Guardia Nacional y dio un ultimato para que los elementos se retirara de la presas. “Es pariente de una familia dedicada a la sobreexplotación, son cebolleros y también se dedican a la tala”.

Los mimos actores están involucrados en diferentes temas que tiene que ver con negocios y el usufructo del agua en la región”.

Las presas son instalaciones estrategias de seguridad nacional y no solo en México sino en el mundo, porque protegen contra desastres hidrometeorológicos, garantizan la alimentación y energético y son claves para el derecho humano al consumo de agua, que tenemos derecho todos los mexicanos”, sentenció el subsecretario.

México y Estados Unidos llevan 76 años compartiendo el agua de seis ríos que cruzan la frontera norte de México y el sur de Estados Unidos. Estos ríos se localizan en los estados mexicanos de Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León y Chihuahua; este último debe de entregar el volumen más alto de agua pues por el atraviesa el río Conchos, uno de los más caudalosos de la región.

El Conchos debe aporta 54% del volumen total del tratado, pero no ha sido así desde 1994”, señaló la directa de la Conagua, Blanca Jiménez.

en este ciclo, el Conchos sólo ha aportado el 46% y esto provoca que otros estado deban de aportar más agua. Tamaulipas y Coahuila ya habían cumplió el 100 a finales de diciembre y ahorita está incrementando su aportación”, agregó.

Roberto Velazco, director general de América del Norte de la Secretaria de Relaciones Exteriores, señaló que México está más beneficiado con el tratado ya que recibe “cuatro veces más agua de la que entregamos al año”.

El Tratado permite la flexibilidad de pago en quinquenios, mientras que las entregas de EEUU están preestablecidas de manera anual. Sin embrago, “México no puede concluir dos quinquenios consecutivos con retrasos. Y el 2015 se concluyó con un retraso”, detalló.

Estados Unidos ha expresado su preocupación desde el 13 de mayo por el incumplimiento del tratado. En junio se emitieron boletines al respecto por parte de la Comisión Internacional de Límites y Aguas. Y el 15 de septiembre el gobernador de Texas envío una carta al secretario de estado de EEUU, Mike Pompeo, donde expresó su preocupación por la situación.

Dice que México ha entregado un volumen menor que no permite cumplir el tratado, que tiene el agua en sus presas interiores y en las internacionales, que México debe cerrar el ciclo sin déficit. Puesto que ya tuvo un déficit  en 2015 y no aceptan que la entrega de aguas del río San Juan”.

En reiteradas ocasiones, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, así como los funcionarios de Conagua, han manifestado que no hay desabasto de agua, que no la habrá y que tanto los agricultores como el pueblo de Chihuahua no se quedarán sin agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *