Redacción
07/04/2017 , 12:58 pm

Javier Duarte enfrentará cargos de delincuencia organizada y lavado de dinero en México

Redacción.- El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte aceptó ser extraditado a México durante la tercera audiencia que se realizó en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal en Guatemala, que en esta ocasión se le presentaron cargos por los delitos federales de delincuencia organizada y lavado de dinero, imputados por la Procuraduría General de República (PGR).

Durante este procediendo la Fiscalía presentó 19 pruebas proporcionadas por la PGR y que el abogado de Duarte, Carlos Velázquez calificó como “una persecución política” pues no se ha demostrado alguna relación con su cliente.

“Hablando de la delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita no logran demostrar en qué momento existe el vínculo o una relación de causalidad de mi defendido. Y es sabido de que este proceso se da como consecuencia de un tratado entre los Estados Unidos Mexicano y el gobierno de Guatemala, también sabemos de que no existe, como el Ministerio Publico (MP) lo manifestó, el señor Duarte de Ochoa no tiene ningún procedimiento en materia criminal o penal en nuestro país, simplemente estamos delante de un proceso de carácter internacional y que se está cumpliendo con ese tratado”.

“En ningún caso, en ningún caso de todo lo que se expuso, del sin número de pruebas, se logró probar que esa organización ‘supuesta’ de carácter delincuencial este de alguna forma liderada o que tenga alguna participación el señor Duarte de Ochoa, simplemente es un supuesto jurídico para poder tener ligada a proceso a alguna persona sin que esto se convierta en una manera de que los gobierno puedan mantener ligada a una persona sin que se le dé la connotación de cuál es su participación. También es cierto de que trata la manera de desviar la atención, de que el señor Duarte de Ocho, como ex funcionario, tiene de alguna forma una rivalidad política y una persecución política porque definitivamente le están dando el matiz de desviar fondo y de compra de propiedades… pero las personas que aparecen no tienen ninguna relación con él”.

“Por lo anterior mencionó que la relación penal y la comisión de los hechos son personalísimas”.

El litigante, agregó que se realizó un análisis a la solicitud y refirió que adolece de muchos requisitos, siendo que se ha demostrado que no existe una relación, una vinculación, sino que solo se trata de aclarar la situación jurídica de su defendido.

“el ex gobernador Duarte, por medio de mi persona, como su abogado defensor, va a aceptar enfrentar los cargos de imputaciones federales y de tal manera se va allanar a este proceso para que a la brevedad pueda estar dilucidando su situación jurídica en el estado de México”.

En su turno Javier Duarte pronunció: “he decidió allanarme a la solicitud formal presentada por México en relación a los delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, ya que no cometí tales delitos y es mi deseo así acreditarlo ante el Poder Judicial de la Federación de mí país (México).

El fiscal de Guatemala, José Galdamez, aseguró que la solicitud de extradición contra el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, cumplió con todos los requisitos establecidos en el tratado de extradición entre Guatemala y México y que se trata de un “extradición consentida por el reclamado”.

Por último, la parte defensora renunció a cualquier recurso o acción interpuesta por el órgano constitucional para que se pueda dar cumplimiento a la voluntad –de extradición-del defendido, acción que fue secundada por el mismo Javier Duarte.

La fiscalía concluyó con un receso de aproximadamente una hora y media para dar su deliberación. Previamente la Fiscalía solicitó suspender el procedimiento de extradición para efecto de poner al defendido en manos del Ministerio de Exterior y hacer la entrega del detenido con la seguridad necesaria para ello; así como también la entrega de los objetos encontrados que le fueron encanutados al momento de su detención.

Cabe recordar que la semana pasada, el ex mandatario también aceptó su extradición para defenderse de las acusaciones de abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, peculado, tráfico de influencias y coalición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *