La Corte Suprema de EEUU reabre el caso de un mexicano abatido en la frontera Fotografía: Yuri CORTEZ / AFP

AFP
05/28/2019 , 2:17 pm

La Corte Suprema de EEUU reabre el caso de un mexicano abatido en la frontera

Washington, Estados Unidos.- ¿Puede la justicia estadounidense juzgar a los guardias fronterizos de su país si matan a extranjeros situados en suelo mexicano? La Corte Suprema de Estados Unidos aceptó este martes volver a estudiar esta cuestión tan sensible en el ámbito diplomático.

El tribunal de mayor rango del país aceptó reabrir el caso de un agente estadounidense que mató a un adolescente mexicano cuando cada uno de ellos se encontraba de su lado de la frontera.

En 2017, el alto tribunal rechazó pronunciarse sobre ese caso, pero jurisdicciones inferiores han dictado sentencias contradictorias desde entonces obligándolo a intervenir de nuevo.

La Corte Suprema volverá a escuchar a finales de 2019 los argumentos de las partes implicadas en la muerte, el 7 de junio de 2010, de Sergio Hernández, de 15 años.

Según su familia, el adolescente jugaba con tres amigos en el lecho seco del río Grande, que separa El Paso, en Estados Unidos, de Ciudad Juárez, en México. Se divertían tocando la alambrada fronteriza.

El agente estadounidense Jesus Mesa abrió fuego contra el grupo de chicos, matando a Sergio Hernández.

El guardia fronterizo gozó de una inmunidad de facto, ya que los tribunales consideraron que la ley estadounidense no se podía aplicar para un mexicano muerto en su país.

Los padres del adolescente, apoyados por el Gobierno mexicano, lograron llevar el caso hasta la Corte Suprema en junio de 2017. Pero el alto tribunal se negó a tratar esa cuestión y remitió la denuncia a un tribunal de apelación de Nueva Orleans que confirmó la inmunidad del guardia fronterizo.

El debate judicial provocado por la muerte de Sergio Hernández coincide con un caso similar, el de José Rodríguez, un mexicano de 16 años abatido el 10 de octubre de 2012 en la ciudad mexicana de Nogales.

Según los familiares de Rodríguez, el joven caminaba cerca de la frontera cuando el agente estadounidense Lonnie Swartz, apostado en Arizona, lo mató a tiros.

La justicia estadounidense juzgó a Swartz por lo ocurrido, pero éste fue absuelto.

La madre de la víctima presentó entonces una denuncia por lo civil en Estados Unidos, y un tribunal de apelación federal admitió su recurso.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una de sus prioridades, ha pedido a la Corte Suprema que rechace las denuncias de las familias.

Imponer una responsabilidad penal a agentes que ejercen una función importante para la seguridad nacional podría comprometer su acción”, argumentó el Ejecutivo.

El Gobierno mexicano reclamó, por su parte, que los agentes estadounidenses puedan ser considerados “responsables” de sus actos, subrayando que habían matado “a decenas de personas en la frontera en los últimos años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *