AGENCIAS
04/07/2017 , 9:27 am

La lluvia y la niebla castigan las prácticas del GP de China

SHANGHAI– Cuando Lewis Hamilton salió por fin del garaje en medio de la lluvia y la niebla del viernes, no fue para sacar su Mercedes para una vuelta de prácticas en el circuito internacional de Shanghai, sino para firmar gorras que lanzar a los espectadores.

Hamilton y los demás pilotos de Fórmula 1 tuvieron muy poco tiempo sobre la pista, ya que la mala visibilidad obligó a suspender la mayor parte de los entrenamientos de la jornada para el Gran Premio de China.

El helicóptero médico del circuito no habría podido aterrizar en hospitales ni aeropuertos cercanos en caso de accidente, de modo que los organizadores del campeonato suspendieron por completo la sesión de la tarde y sólo dieron 20 minutos a los pilotos por la mañana.

Max Verstappen, de Red Bull, logró la vuelta más rápida en la sesión matutina, con 1 minuto y 50,491 segundos. Ni Hamilton ni los pilotos de Ferrari, Sebastian Vettel y Kimmi Raikkonen, pudieron establecer un tiempo en la sesión abreviada.

Tras la cancelación de la segunda sesión, Hamilton salió al circuito para hacerse fotos con los persistentes aficionados que habían aguantado en las gradas con la esperanza de que mejorase el tiempo. Después firmó varias gorras y las lanzó entre vítores de los espectadores.

Durante la fugaz actividad de la mañana quedó de manifiesto lo resbalosa que se había tornado la pista. Los pilotos de Haas, Kevin Magnussen y Romain Grosjean derraparon en la novena curva. El Renault de Niko Hulkenberg terminó deslizándose hacia la grava en la tercera.

Se esperaba que el tiempo se despejara el sábado para la ronda de clasificación, aunque la lluvia podría regresar para la carrera del domingo.

El GP de Malasia de F1 tendrá su última edición este año

El Gran Premio de Malasia de Fórmula 1 celebrará su última edición el 1 de octubre, como despedida de una de las carreras más antiguas de la competición en Asia tras varios años en los que tuvo problemas para atraer aficionados y espectadores locales de televisión.

La decisión, anunciada el viernes por el gobierno malasio y organizadores del campeonato de F1 en el Gran Premio de China, se esperaba después de que el ministro malasio de Deportes dijera a finales del año pasado que no se renovaría el contrato para la carrera cuando expirase en 2018.

El gobierno decidió abandonar la Fórmula 1 debido al alto coste de organizar la carrera y a las menguantes cifras de venta de entradas y turismo relacionado, indicó el primer ministro de Malasia, Najib Razak.

“Acoger a la F1 ha ayudado a promocionar el país como destino para el deporte y el turismo internacional. Sin embargo, es hora de que el gobierno evalúe la carrera F1 debido a los cambios desde que acogimos la carrera por primera vez en 1999”, dijo Najib en un comunicado.

La retirada de Malasia coincide con un esfuerzo de la F1 por aumentar su presencia en Norteamérica. La competición egresó en 2012 a Estados Unidos con una carrera en Austin, Texas, y Sean Bratches, director gerente de la F1 para cuestiones comerciales, señaló el viernes en Shangai que el Gran Premio de Australia -celebrado el mes pasado- y el mercado estadounidense seguirían siendo puntos de interés.

El Gran Premio de Francia también regresará al calendario de la F1 en 2018 tras 10 años de ausencia.

Aunque Malasia ya no celebrará la carrera después de este año, su petrolera estatal, Petronas, seguirá patrocinando al equipo Mercedes, señaló el primer ministro en su comunicado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *