Foto: AFP

Tribuna Deportes
08/08/2021 , 6:28 pm

La Selección Olímpica es recibida por cientos de aficionados en el AICM

La Selección Mexicana Olímpica llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en medio de una fiesta que les prepararon sus familias y la afición de nuestro país.

Luego de que México consiguiera la medalla de bronce en el futbol, tras vencer a Japón por 3-1, y subirse al podio al finalizar el encuentro entre España y Brasil, en donde este último consiguió la medalla de oro por segunda ocasión consecutiva, el equipo dirigido por Jimmy Lozano arribó a la Ciudad de México la tarde de este domingo.

Decenas de aficionados se dieron cita en el aeropuerto para darles el recibimiento, llevando incluso mariachis para el momento, donde tocaron el clásico tema de ‘Cielito Lindo’. Luis Romo fue uno de los primeros jugadores que aparecieron a su llegada fue Luis Romo, quién dio algunas palabras para los medios, mencionado que lo que deseaban a su llegada es disfrutar el logro con la familia.

El jugador que causó mayor emoción en la bienvenida, fue el capitán y veterano portero de la selección, Guillermo Ochoa, quien se vio rodeado rápidamente de cámaras y micrófonos, pero el arquero no habló para los medios.

El defensa Jorge Sánchez también dio algunas palabras ante los medios que lo rodearon, cuando le preguntaron por su futuro, mencionando que él está enfocado con el América y lo demás se lo hará saber su representante en su momento. Algo similar comentó Johan Vásquez, quien reconoció que hay ofertas de Europa, pero lo dejará el asunto en manos de sus representantes, añadiendo que la medalla de bronce le sabe cómo la de oro.

También se le vio llegar a Eduardo ‘Mudo’ Aguirre, pero el delantero de Santos Laguna no quiso dar declaraciones.

Por otro lado, Uriel Antuna se acercó a la afición para sacarse fotografías y dar algunos autógrafos. Además, el delantero Henry Martín comentó a su llegada que la unión fue la clave para conseguir la presea.

Entre globos, flores y pancartas con el mensaje de “Bienvenidos medallistas olímpicos, los amamos”, fue como las familias recibían a los jugadores, que lamentablemente no pudieron acompañarlos a Tokio por motivo de la pandemia.