Internacional

Los cubanos tratan de “resolver” mientras esperan que vuelva la electricidad

29 septiembre, 2022 11:08 pm
AFP

La HabanaCuba.- La electricidad regresaba paulatinamente el jueves en Cuba tras el apagón total por el huracán Ian. La gente busca “resolver” sus necesidades más urgentes y en algunos barrios de La Habana empieza a desesperar.

“Estoy tratando de resolver, llamando a ver quién tiene luz y me pueda guardar algo del pollo que tengo ahí, que está a punto de echarse a perder”, dice María Fernández, una jubilada de 68 años, sentada junto al teléfono de su casa en el barrio de Santos Suárez, en La Habana.

Lázaro Guerra, director técnico de la estatal Unión Eléctrica, dijo por la noche a la televisión cubana que a las 18H25 locales “fue posible enlazar el sistema eléctrico nacional”, de los sistemas del este y oeste del país que se encontraban aislados y poder avanzar paulatinamente en la reconexión.

“La buena noticia es que ya tenemos un sistema interconectado a nivel nacional, que lo perdimos en el momento en que estaba pasando por el país el huracán Ian”, que apagó el Sistema Eléctrico Nacional, dijo al explicar que se irán incorporando las unidades generadoras de energía del país.

El Sistema Eléctrico Nacional (SEN) colapsó el martes dejando a la isla totalmente apagada debido a los daños causados por el poderoso huracán Ian, que provocó la muerte de tres personas y serios destrozos en el occidente del país.

María utiliza su teléfono fijo, pues “el móvil está descargado y la señal telefónica y los datos son intermitentes”.

La Defensa Civil decretó una “fase recuperativa” para las cuatro provincias del oeste, fuertemente afectadas, mientras que en el resto del territorio se ha declarado la “normalidad”.

Algunas zonas de La Habana tienen energía, pero “el resto está pendiente a la certificación de los circuitos, al igual que las provincias de Artemisa y Pinar del Río”, ubicadas en el oeste de la isla y las más castigadas por Ian, explicó.

Herrera informó que ya tenían servicio buena parte de las provincias del este de la isla, como Holguín, Santiago de Cuba, Las Tunas y Camagüey.

En Cerro, un populoso municipio de La Habana decenas de personas salieron por la tarde a una avenida para protestar por la falta de luz, constataron periodistas de AFP.

“Hoy es jueves y entonces la comida (…) se nos iba a echar a perder”, se queja. “Las mujeres decidieron salir a la calle, empoderarnos y protestar para que nos pusieran la corriente” eléctrica, dijo mirando a los camiones de compañía de electricidad que, ante el reclamo, llegaron a arreglar el poste.

Con 11,2 millones de habitantes y 15 provincias, Cuba está unificada en un solo sistema eléctrico, al cual aportan ocho grandes termoeléctricas, así como generadores electrógenos y, en menor medida, paneles solares y tecnología eólica.

– “Resolver” –

Según los lingüistas, el verbo más usado en Cuba es “resolver”. Después de tantos años de escasez y penurias, para los cubanos el término significa obtener un objeto o un servicio, prestado, regalado, comprado o alquilado.

Y cuando “resuelven” conseguir carne, pollo u otro alimento perecedero, lo atesoran en el congelador y lo administran cuidadosamente. Un prolongado apagón es una verdadera desgracia.

“Vine a casa de una amiga a poner comida en su nevera”, dice aliviado Adrián Noriega, un abogado de 30 años, vecino del barrio de La Víbora, en el sur de La Habana.

México, Venezuela y Bolivia expresaron su solidaridad con Cuba y dijeron que evalúan enviar ayuda por los daños del huracán, mientras que la embajada de Estados Unidos dijo que “se solidariza con el pueblo cubano”.

En algunos barrios periféricos de la ciudad, empleados de policlínicos y otros establecimientos con plantas eléctricas de emergencia cobran hasta 200 pesos (poco más de un dólar) por cargar subrepticiamente los teléfonos celulares.

El ministerio de Transporte anunció la reposición el jueves de los servicios de autobuses y trenes nacionales, y aclaró que “todos los aeropuertos del país se encuentran prestando servicios” para vuelos internacionales.

En La Habana Vieja empezaron a activar las oficinas de atención al público y los restaurantes.

Relacionados

Back to top button