Los perros que se llevaron son de terapia: Andromeda Alicia Ruíz Ilustrativa

Gisela Tellez
05/14/2022 , 2:45 pm

Los perros que se llevaron son de terapia: Alicia Ruíz

Puebla, Pue.- “Los perros que se llevaron son de apoyo tanto emocional como de terapia para mi hijo con espectro autista, y Nebula, la perrita, siempre ha sido de terapia para muchos niños con ese problema”, aseveró Alicia Ruíz a Tribuna Noticias.

Luego de que se difundió el presunto ataque a un ciclista por parte de dos perros de la raza pitbull en la colonia Las Hadas el pasado 3 de mayo, aseguró que se tergiverso la información de manera dolosa, pues el joven que sufrió el accidente intentó ingresar a su domicilio con intenciones que aún desconoce.

“Han hecho de mi vida un show y un teatro. Me da mucha tristeza que algunos medios de comunicación sólo quisieron sacar una nota porque no se dedicaron ni un segundo en investigar. No saben lo que me provocaron porque soy una mamá soltera con un hijo con autismo que se debe quedar solo. Los perros que se llevaron son de apoyo tan emocional como de terapia, y Nebula, la perrita, siempre ha sido de terapia para muchos niños en esa situación”.

Refirió que su hijo, menor de edad, ha crecido con los perros de terapia para sobrellevar su trastorno, además, de que son su compañía porque al ser madre soltera debe trabajar todo el día, por lo que en este momento se encuentra en una situación vulnerable debido a que se siente inseguro y desprotegido.

Incluso, está afectado por las agresiones físicas y verbales de las que fue objeto el día del accidente en su domicilio porque se encontraba solo, pues algunos vecinos, quienes afirmaron que fueron atacados por los animales en ocasiones anteriores y dijeron que no podían mostrar evidencias porque eran en partes intimas, le provocaron afectaciones irreparables.

“Mi hijo está muy inseguro, se siente muy mal, se siente desprotegido, mi vida se convirtió en un caos por un mal entendido y unos vecinos que nunca quisieron a mis perros y que por diferencias se la han pasado provocando un accidente para que me los quiten. Me siento desprotegida porque, además, difundieron mi nombre, mi dirección y todos mis datos. Mis perros siempre fueron mi seguridad, los amamos, y ellos, como debo salir a trabajar todos lo días, ellos cuidan a mi hijo y mis sobrinos”.

 

Joven dañado intentó meterse al domicilio
Si alguien no te abre aunque toques varias veces no te da el derecho de intentar meterte al domicilio, dijo, pues aseguró que los pitbulls no salieron de su hogar en ningún momento y sólo evitaron que el joven ingresará.
“Lo que dijeron el día del accidente con un joven fue totalmente mentira, mis perros jamás se salieron, jamás, esa persona quiso meterse a mi casa y mis perros sólo no dejaron que abriera la reja, pero sólo marco la mordida y no hubo ninguna lesión de consideración, incluso así se determinó durante la revisión”.
Nebula y Blue llevan 11 días en el Centro de Protección Animal “Zona Norte”
Puntualizó que desde hace 11 días acude al Centro de Protección Animal “Zona Norte” a alimentar a Nebula y Blue, perros de compañía y terapia de su hijo, una vez que está deprimidos y no permiten que salgan aunque se demostró que no tuvieron la culpa del accidente.
“Mis perros llevan sin nosotros 11 días, todos los días los voy a ver porque me hablan para darles de comer debido a que están muy deprimidos. Son perros que siempre han estado con nosotros, los cuidadores incluso dicen que son perritos muy nobles. Mi hijo está en una ansiedad, está muy receptivo, y tampoco es que sea fácil enseñar a un animal a ayudar a alguien con espectro autista, incluso es muy, pero muy caro”.
Pide apoyo para recuperar a los perros de compañía y terapia
Alicia Ruíz pidió a las autoridades reconsiderar la posibilidad de regresar a Nebula y Blue, pues pese a que está invirtiendo en levantar su reja, cerrarla, cambiar piso, incluso construir un espacio digno para ellos, la única salida que le dan es mudarse.
Sin embargo, dijo que no cuenta con los recursos económicos no sólo para comprar o rentar otra casa, sino en adquirir, capacitar y acoplar a su hijo con otros animales de terapia y compañía.
“Prácticamente me dijeron que me compré otra casa para que me los regresen. Empecé a gastar para adecuar más la casa y que puedan meter la mano, pagué rejas, material, de todo, pero me dicen que no es suficiente, pero no tengo recursos para mudarme, ya no sé que hacer. Me dicen que si me regresan a mis perros, se van a ir contra los de protección animal, pero si no hicieron nada entonces no entiendo qué pasa”.
Por último, señaló que: “no tienen idea que es estar sola con un niño que necesita apoyo y seguridad. Las terapias con especialistas son carísimas, me han afectado emocionalmente, económicamente, jurídicamente, por vecinos que se les hizo fácil inventar que mis perros son violentos porque no les caemos bien”.