AFP
11/24/2020 , 9:42 am

Manchester City, esperando a Agüero

Pese a su buen inicio en Liga de Campeones, antes de recibir el miércoles al Olympiakos, Manchester City no anda tan fino en la Premier, con un ataque diezmado desde la lesión de Sergio Agüero, cuya ausencia se hace cruelmente sentir.

Si ganaran en Grecia, los hombres de Pep Guardiola asegurarían su lugar en octavos de final de Liga de Campeones desde la cuarta jornada.

Con tres triunfos resolutivos (3-1 contra Oporto, 3-0 contra Marsella y Olympiakos) en la primera vuelta, el Grupo C se ha revelado por ahora menos competido de lo que el sorteo dejaba suponer.

Una impresión de facilidad engañosa para un equipo que todo el mundo veía en fin de ciclo, lo que su debut de temporada, globalmente mediocre, confirma.

Y no es la prolongación por dos años de Pep Guardiola, hasta 2023, lo que hará cambiar gran cosa.

Con diez goles marcados en ocho partidos de campeonato, lo que le convierte solo en el decimotercer mejor ataque de Premier League, el potencial ofensivo en que se basó el éxito del City estas últimas temporadas, parece severamente cuestionado.

A este ritmo, Manchester City marcaría 48 goles esta temporada, bien lejos de los 106, 95 y 102 tantos de las tres últimas campañas.

– Un problema que supera el ataque –

Los Citizens solo son novenos en términos de “grandes ocasiones” creadas y terceros en cuanto a remates a gol, dos aspectos en los que dominaban habitualmente a sus rivales.

El hecho de que continúen pese a disparar a menudo a gol es paradójicamente preocupante, ya que ello deja pensar que los remates son de peor calidad y el problema supera la definición al arco.

Aunque es difícil no ligar este declive ofensivo a la ausencia de Sergio Agüero desde hace casi cinco meses.

Desde su gol del minuto 94 en la última jornada de la temporada 2011/2012, que había dado su primer título al City, su nombre es inseparable al ataque de los Skyblues.

Autor de 255 goles y 73 asistencias en 373 partidos, Agüero siempre ha sido el mejor arma del City para perforar las defensas con sus desplazamientos y su instinto asesino ante el gol.

El argentino solo jugó 178 minutos y tres partidos desde su lesión en la rodilla a finales de junio pasado, con un solo gol (contra Oporto) en su cuenta.

– ¿Cerca de irse? –

De 32 años y cuando finaliza su contrato en junio próximo, no es seguro que se cumpla su deseo que ha repetido muchas veces de ganar la Liga de Campeones.

Una perspectiva alarmante para el City, cuando Gabriel Jesus (23 años), muy talentoso, no ofrece el mismo rendimiento ante el gol (71 tantos y 30 asistencias en 157 partidos), incluso cuando, según la prensa, el brasileño estaría cerca de prolongar su contrato, al que le faltan todavía dos años y medio, doblando su salario.

En Grecia, el miércoles, la sombra de Agüero planeara por tanto sobre el City.

No les voy a decir que no necesitamos a Sergio, lo necesitamos”, había admitido Pep Guardiola, tras la derrota por 2-0 en campo del Tottenham, el sábado.

No descubro ahora hasta qué punto es importante para nosotros. Pero debemos tener cuidado de que regrese y no vuelva a recaer inmediatamente. Debemos esperar el buen momento y esperemos que sea pronto”, había añadido Guardiola, casi como una oración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *