India's Prime Minister Narendra Modi speaks during a rally in New Delhi on December 22, 2019. - Modi fired up delirous party supporters on December 22 as a wave of protests and clashes that has killed at least 25 put the Indian leader and his Hindu nationalist government under pressure like never before. (Photo by Prakash SINGH / AFP)

AFP
12/22/2019 , 11:30 pm

Modi intenta tranquilizar a musulmanes nacidos en India

Nueva Delhi, India.- El primer ministro indio, Narendra Modi, intentó este domingo tranquilizar a los musulmanes indios ante la preocupación creada por su nueva ley de ciudadanía, que ha desencadenado manifestaciones que han dejado 25 muertos y han puesto a su gobierno nacionalista hindú bajo presión.

“Los musulmanes que son los hijos del territorio indio y cuyos ancestros son los hijos de nuestra madre patria no deben preocuparse”, lanzó Modi durante un mitin en Nueva Delhi, mientras que las manifestaciones continuaban en varias ciudades este domingo.

Las manifestaciones debutaron hace diez días contra la ley de ciudadanía, considerada discriminatoria con los musulmanes.

Adoptada el 11 de diciembre por el parlamento indio, el texto facilita la obtención de la ciudadanía india a los refugiados de Afganistán, Bangladés y Pakistán, salvo si son musulmanes.

Modi acusó al principal partido de la oposición, el Partido del Congreso, de indulgencia frente a la violencia, y de “extender rumores según los cuales todos los musulmanes serán enviados a campos de detención”.

“¡Todas estas historias sobre los campos de detención son mentiras, mentiras, y mentiras!”, exclamó.

Si bien la ley no afecta directamente a los indios de confesión musulmana -14% de la población, es decir 200 millones de personas sobre 1.3000 habitantes-, la nueva ley sobre ciudadanía cristaliza el miedo y la ira de esta comunidad. Y ha desencadenado uno de los mayores movimientos de protesta de estos últimos años en el país.

Las manifestaciones fueron en su mayoría pacíficas pero algunas se descontrolaron, con manifestantes que lanzaron piedras y quemaron coches. La oposición denunció “una brutal represión” de las fuerzas de seguridad. Unas 25 personas han muerto en los últimos días, especialmente en el estado de Uttar Pradesh (norte), el más poblado de India con 200 millones de habitantes, de los cuales un 20% son musulmanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *