AFP
01/06/2017 , 5:04 pm

Oakland-Houston y Detroit-Seattle abren playoffs de la NFL



El novato de los Oakland Raiders, Connor Cook, hará historia este sábado en el Football Americano de la NFL cuando alinee para su primer partido de playoffs de alto nivel contra los Houston Texans.

Hace unas semanas, Cook, de 23 años, fue la tercera opción en la lista de mariscales de campo de los Raiders, un respaldo no probado que aún se aplaca en su carrera profesional desde que fue elegido como la 100ª selección del ‘draft’ (selección de talentos) de 2016.

Pero una lesión de Derek Carr -fractura de pierna el 24 de diciembre en la derrota ante Indianápolis- y una lesión posterior de Matt McGloin, suplente de Carr, han empujado a Cook a la línea de frente.

Significa que Cook será el primer quarterback en hacer su primer inicio completo en un partido de playoff, ya que los Raiders apuntan a avanzar más allá de la ronda de comodines este fin de semana en la Conferencia Americana en el NRG Stadium de Houston, sede el próximo mes del Super Bowl.

Cook dio sus primeros pasos como profesional el fin de semana pasado cuando sustituyó a McGloin poco antes del medio tiempo ante los Denver Broncos.

En ese partido en Colorado vio a Cook lanzar una intercepción y un touchdown antes de terminar con pases para 150 yardas.

Mientras que McGloin se espera esté lo suficientemente en forma, el entrenador en jefe de los Raiders, Jack Del Río, ha optado por un Cook más saludable para comenzar como mariscal de campo en lo que será la primera campaña de postemporada de la franquicia desde 2003.

“Es realmente una opción fácil”, dijo Del Río. “Él jugó bastante bien cuando entró, y Matt está lesionado. Esperamos que Matt vuelva lo suficientemente sano como para estar en un papel secundario”, agregó.

En tanto, Cook está relajado sobre su papel inicial.

“Sólo estoy esperando la oportunidad, voy a salir a divertirme, simplemente espero que todo salga bien”, dijo Cook.

“Haré lo que he estado haciendo durante toda la temporada, y sólo voy a divertirme con mis compañeros”, agregó.

– Chicos apasionados –

En tanto, los Texans se dirigen al partido del sábado con una incertidumbre similar que envuelve a su quarterback titular.

Brock Osweiler, que fue sentado en la temporada regular por el entrenador Bill O’Brien después de un decepcionante debut de campaña, está de regreso como la primera opción después de su reemplazo Tom Savage.

Esto marca un giro irónico del destino para Osweiler, que sustituyó a Peyton Manning como mariscal de campo de Denver en la campaña anterior solamente para ser desechado entonces por el equipo en favor del veterano quarterback durante los playoffs.

Los Broncos fueron liderados por Manning en la victoria en el Super Bowl 50.

Osweiler salió del banquillo para reemplazar a Savage contra Tennessee el domingo, terminando con un pase de touchdown, una carrera para touchdown y sin pérdidas de balones.

Sin embargo, el quarterback se vio involucrado en un intercambio animado con O’Brien en el descanso que puso de relieve la tensión entre los dos hombres que se dirigen a los playoffs este fin de semana.

“Mira, es un juego intenso”, dijo O’Brien el miércoles. “Es el football, tienes gente competitiva, gente apasionada por el equipo, sobre ganar, especialmente el entrenador en jefe de mariscales, si hubo una cosa que calificarías de un intercambio caliente, eso sucede todo el tiempo”, añadió.

En el otro juego del sábado, Detroit enfrenta un desalentador viaje al campeón de 2014, los Seattle Seahawks, por la Conferencia Nacional.

Los encuentros del domingo serán entre los Miami Dolphins, que viajan a Pittsburgh para enfrentarse a los Steelers, mientras que el desafío del fin de semana tiene lugar en la NFC, donde los Gigantes de Nueva York visitarán el Lambeau Field para enfrentar a los Green Bay Packers.