PUEBLA, México.- Esta Nochebuena será menos amarga para las personas “olvidadas“. Les ofrecerán ponche caliente para calentar sus penas; caldo de pollo para entibiar su alma; y para el cuerpo, pierna y pollos rostizados con arroz y ensalada. Los alimentos fueron preparados por almas caritativas que le pusieron todo el corazón para que la gente sola pueda al menos degustar un alimento caliente en estas fechas.

Pilar Bravo
12/24/2019 , 5:42 pm

Ofrecen cena navideña en el Cereso de San Miguel y el Dormitorio Municipal

PUEBLA, México.- Esta Nochebuena será menos amarga para las personas “olvidadas“. De cena les ofrecerán ponche caliente para calentar sus penas; caldo de pollo para entibiar su alma; y para el cuerpo, pierna y pollos rostizados con arroz y ensalada. Los alimentos fueron preparados por almas caritativas que le pusieron todo el corazón para que la gente sola pueda al menos degustar un alimento caliente en estas fechas.

En el Dormitorio Municipal, se alberga en temporada de frío hasta a 40 personas en situación de calle, casi todos hombres de tercera edad o con alguna discapacidad; otros que carecen de familia porque son de otra entidad. Cada caso es una historia, por lo que las puertas del inmueble se abren como albergue para dormir.

Por ser Nochebuena, el Sistema DIF Municipal, desde las 18:00 horas abrirá puertas con el propósito de que los inquilinos temporales 35 puedan recibir una prenda, camisa, suéter, chamarra y pantalones.

Los usuarios del Dormitorio Municipal son temporales, muchos han pasado una o dos noches, en espera de encontrar un sitio menos lejano del centro o de la CAPU, que son lugares donde acostumbran a trabajar, limpiando vidrios en las esquinas o como “viene viene“ en algunas áreas de comercio.

Agradecen la atención de darles cobijo, pero insisten en estar muy lejos, ya que no siempre tienen para el transporte de ida y de regreso, por eso prefieren quedarse en las puertas de las iglesias, debajo de coches estacionados para no tener frío, o en parques y jardines de la ciudad.

EN EL CERESO

En el Centro de Reinserción Social de San Miguel, desde las 15:00 horas, los familiares de los internos hicieron filas para ingresar a la visita navideña, donde por esta ocasión festiva se admiten porciones grandes, bandejas y topers con alimentos que son revisados a cuchillo para evitar la introducción de enervantes.