Jorge Ramos (Fotografia de JOAQUIN SARMIENTO / AFP) Jorge Ramos (Fotografia de JOAQUIN SARMIENTO / AFP)

AFP
02/26/2019 , 6:55 pm

Periodistas de Univisión llegan a Miami tras retención por entrevista a Maduro

MIAMI, Estados Unidos.- El periodista mexicano-estadounidense Jorge Ramos, estrella de la cadena Univisión, llegó el martes a Miami tras ser retenido en Caracas con su equipo durante una entrevista al presidente Nicolás Maduro, algo que el gobierno de Donald Trump consideró propio de “dictadores que no tienen salida”.

Estuvimos detenidos en el palacio de Miraflores”, declaró a la prensa Ramos en el aeropuerto de Miami. “Imagínate lo que no le harán a los periodistas venezolanos”.

El lunes en la noche, Ramos y otros cinco periodistas de Univisión -uno de los dos mayores canales hispanos de Estados Unidos- fueron retenidos en la sede presidencial venezolana cuando, según su versión, Maduro se disgustó porque le hicieron ver un video de unos jóvenes que comían de la basura.

Supuestamente, en ese momento el gobernante se levantó, abandonó la entrevista, los comunicadores fueron retenidos y su equipo confiscado.

Más de dos horas después los periodistas fueron enviados a su hotel, pero denunciaron que los funcionarios de gobierno habían decomisado sus equipos y sus celulares.

Jamás pensé que Maduro iba primero a pararse de una entrevista y después a detenernos más de dos horas, y peor aún robarse nuestra entrevista”, dijo Ramos en Miami.

Si Maduro no es tan cobarde, si tiene los pantalones para dar la cara, que muestre la entrevista completa, nadie la va a editar”, prosiguió.

“El Idi Amin de Latinoamérica”

El gobierno venezolano criticó en cambio la actuación del equipo de Univisión.

Por “Miraflores han pasado centenas de periodistas que han recibido el trato decente que de forma habitual impartimos a quienes vienen a cumplir con el trabajo periodístico, y han publicado el resultado de ese trabajo. No nos prestamos a shows baratos”, escribió en Twitter el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Maduro quiere ser “el Idi Amin de Latinoamérica”, dijo un funcionario estadounidense de alto rango en alusión al tirano ugandés de los años 1970, con quien la Casa Blanca ya ha comparado al mandatario venezolano en un video divulgado en Twitter.

Quiere intentar mostrar algún tipo de poder y lo está haciendo con estos ‘juegos’ que llevó a cabo con Jorge Ramos, con la hostilidad”, afirmó la fuente durante una audioconferencia realizada bajo condición de anonimato. “Esas son medidas desesperadas de dictadores que no tienen salida”.

Estados Unidos impulsa la partida de Maduro, cuya reelección considera ilegítima, y apoya los esfuerzos del jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, de encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

El mismo martes, 16 organizaciones de defensa de la libertad de expresión, entre ellas Human Rights Watch, la Fundación García Márquez, Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa, condenaron este episodio.

“Esta detención constituye una violación grave a la libertad de prensa y afecta el derecho a la libertad de información en el desarrollo de hechos que son de interés global”, escribieron en un comunicado conjunto.

Estas acciones “confirman un patrón de desprecio a los valores democráticos por parte de Nicolás Maduro, donde la restricción a la libertad de los periodistas es utilizada como mecanismo de chantaje en el marco de la crisis que atraviesa ese país”, prosigue el texto.

La arbitrariedad de este acto de censura se agrava al ocurrir en el curso de una entrevista con el mismo Nicolás Maduro y en la sede histórica del gobierno venezolano”, añade.

También firman el documento la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), la Robert F. Kennedy Human Rights, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) y las asociaciones de periodistas de Colombia, Brasil, Chile, Ecuador y Argentina, entre otras organizaciones.

Los demás periodistas retenidos fueron María Martínez, Claudia Rendón, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Francisco Urreiztieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *