Maximiliano N (Fotografía Twitter)

Redacción| Tribuna Noticias
05/09/2019 , 10:23 am

Por 5 mil pesos joven asesinó a líderes comerciantes en Cuernavaca

Redacción.- Maximiliano Hernández Méndez, fue el responsable de acabar con la vida de dos líderes sindicales y herir a otras dos personas en el Centro de Cuernavaca, Morelos este miércoles durante una manifestación de comerciantes ambulantes.

De acuerdo con la Fiscalía de Morelos, Maximiliano había sido detenido en dos ocasiones entre 2015 y 2016 por cargos de robo calificado y posesión de marihuana; “Harto” como es apodado, se describe en sus redes sociales como un amante de las armas, marihuana y cantante de rap.

Ataque

De acuerdo con varios testigos, dos sujetos arribaron al lugar donde se llevaba a cabo una manifestación, cuando uno de ellos (Maximiliano), disparó a quemarropa primero contra Castrejón, posteriormente contra García Rodríguez y finalmente contra Rafael el hermano de Roberto.

El camarógrafo René Pérez, se situaba a un costado de García por lo que fue alcanzado por una bala; hasta el momento se reportó fuera de peligro.

Tras cumplir su cometido, Maximiliano N, se escabulló entre los periodistas quienes se encontraban agachados, e intentó darse a la fuga, tras tropezar por las escaleras del Palacio de Gobernación y avanzar algunos metros, los policías municipales lograron detenerlo en la Plazuela del Zacate.

Investigación

El joven fue detenido, después de que pretendía huir con el arma con la que disparó a una muchedumbre a las afueras del Palacio de Gobierno de Cuernavaca.

Según algunos medios de comunicación, al momento de la detención Maximiliano llevaba consigo un teléfono celular en el que se encontraron mensajes de texto con la orden de matar a Jesús García y Roberto Castrejón miembros de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

La Comisión Estatal de Seguridad informó que le habían pagado 5 mil pesos por ejecutar el crimen.

Horas más tarde, la Fiscalía de Morelos abrió una investigación con respecto a la pistola que portaba el homicida, una arma corta 9 milímetros Glock, que pertenecía a una corporación policíaca en 2017.

Con información de Roberto Anzures. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *