Redacción| Tribuna Noticias
10/04/2020 , 12:32 pm

Presenta rector de la BUAP, Alfonso Esparza, su tercer informe de labores

Redacción. – El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz destacó que ese año la pandemia del Covid-19 replanteó inimaginables desafíos para las instituciones educativas, pero también para la economía, el trabajo y la convivencia social.

Ante ello, la máxima casa de estudios se planteó tres objetivos a seguir: preservar la salud de los universitarios, continuar con las actividades académicas y brindar una línea de apoyo a la sociedad.

Luego de entregar el informe y anuario estadístico por escrito a la secretaria del honorable Consejo Universitario, el rector Esparza Ortiz dio inicio a su tercer informe de actividades con un video que mostró en resumen los logros que se han obtenido durante su administración.

El rector destacó que uno de sus mayores retos ha sido darle oportunidades a los jóvenes, quienes merecen seguir sus sueños. Para ello se trazó un plan y se construyeron más aulas, laboratorios y se incrementaron las becas alimenticias, entre otras acciones.

Señaló que aunque se ha reducido el número de alumnos que ingresan a una educación universitaria, este año, se recibieron a todos los aspirantes. Asimismo, se fortaleció la calidad académica dándole certeza a los profesores, y esto se logró, “con los exámenes de oposición a nivel nacional y a través de dos vertientes: la renovación de las plantas académicas y el otorgamiento de definitividades, que son un derecho laboral automático.

Se dotó a los investigadores de espacios sustentables y espacios para desarrollar proyectos, como el Ecocampus Valsequillo, “ejemplo de edificios sustentables, modernidad de equipos y es ahí donde se han desarrollado productos que han trascendido: El inoculante para protección de las plantas, el biofertilizante que apoya a los agricultores y el talco cicatrizante. Todos los productos están al alcance de la sociedad”.

Sí, definitivamente la universidad está impactando a la sociedad a través de la ciencia”.

Destacó que la cultura, la extensión, la difusión, la responsabilidad social, el deporte son un todo, “tenemos jornadas sociales, comunitarias, de alfabetización y médicas”.

También señaló que la preservación de lenguas originarias ha sido un tema relevante durante su gestión.

En Cuetzalan se implementó la carrera Gestión Biocultural de Territorio. En Teziutlán la de Medicina Comunitaria, que también tiene clases que se dan en Totonaco y en Náhuatl, puntualizó; lo que genera arraigo para que al terminar la carrera los profesionistas puedan quedarse a practicar, y todo es parte de la educación integral que se está buscando”.

Destacó que la BUAP tiene un compromiso pendiente con las mujeres y el tema de equidad de género, por ello se ha establecido un protocolo de género dinámico y que sea permanentemente actualizado con el objetivo de brindar apoyo a toda la comunidad universitaria. Destacó que este año se creó la Dirección de Equidad de Género con el objetivo de promover y fortalecer la cultura de la denuncia.

En cuanto a la rendición de cuentas, manifestó que la universidad está siendo transparente y muestra de ello son las más de 40 auditorías a las que han sido sometidos a través de instancias federales, estatales, organismo públicos y privados, y siempre se han dado cuentas claras de un adecuado manejo presupuestal.

con Lobos BUAP, los recueros se aplican conforme los aprueba el Consejo Universitario, entre ellos los destinados al fomento del deporte, y ahí hubo una partida específica que se aplicó a Lobos BUAP. El ascenso de lobos fue resultado de un trabajo en equipo, coordinado y con la participación de toda la comunidad. ‘Lobos BUAP es BUAP y siempre lo será’. Por eso haremos todo lo necesario porque vuelva a estar donde merece, y recuperar lo que se arrebató por medio de un fraude evidente.

Finalmente, recalcó las acciones que la benemérita implementó para hacerle frente a la pandemia del Covid-19, primero con la suspensión inmediata de actividades, y al mismo tiempo la conformación de un Comité de Especialistas de la Salud, que en convenio con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desarrollaron la aplicación de pruebas Covid.

Se amplió y se remodelo un área específica para enfermedades respiratorias agudas en el Hospital Universitario y se basificó a un gran número de médicos.

 

También te puede interesar:

Los “anti-mascarillas” protestan contra las restricciones en Alemania