Ozair Viveros
03/27/2017 , 11:49 am

Sentencias condenatorias por portación ilegal de arma de fuego y presunción de contrabando

Puebla, México.- La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA) de la delegación Puebla, obtuvo dos sentencias condenatorias: una por portación de arma de fuego y la otra por presunción de contrabando, según informó la dependencia federal.

Del primer caso se informó que el Juez Segundo de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales, dictó sentencia condenatoria contra una persona por el delito de portación de arma de fuego sin licencia.

De acuerdo con el expediente de la causa penal, el fiscal federal obtuvo dicho fallo contra un hombre cuya identidad no fue dada a conocer, imponiéndole la pena de dos años de prisión y multa de 50 días por el delito mencionado.

El sentenciado fue detenido el 7 de septiembre de 2012 por elementos de la Policía Municipal de Puebla, en posesión de un arma de fuego calibre .22, luego que causara daños a una camioneta estacionada y realizara disparos en el Bulevar Xonacatepec, en la colonia del mismo nombre.

Por otra parte, la misma autoridad judicial emitió sentencia condenatoria contra dos personas por la comisión del delito de presunción de contrabando.

De acuerdo con el expediente de la causa penal, el representante social de la Federación obtuvo del Juez sentencia condenatoria contra un hombre y una mujer, a tres años de prisión.

Los sentenciados incurrieron en el delito en mención, ya que en su carácter de administradora única y accionista, así como de apoderado legal, respectivamente, de la empresa con razón social Sinergia Textil, no retornaron en tiempo y forma al extranjero, las mercancías importadas temporalmente, al amparo de los pedimentos de importación que realizaron de febrero a mayo de 2005, causando un daño al fisco por la cantidad de 369 millones 078 mil 335 pesos.

Por estos hechos, el representante social de la Federación llevo a cabo todas las diligencias de ley que derivaron en la obtención de la sentencia, actualmente, se encuentran recluidos en el Centro de Inserción Social de San Miguel.