Toma protesta al Magistrado Jared Albino Soriano Hernández Imagen Ilustrativa

Redacción Tribuna Noticias
11/17/2020 , 7:17 pm

Te explicamos cómo la mediación es un Sistema Alternativo de Resolución de Conflictos

Redacción.- La mediación es un Sistema Alternativo de Resolución de Conflictos, extra-judicial o diferente a los canales legales o convencionales de resolución de disputas. La mediación es un intento de trabajar con el otro y no contra el otro, en busca de una vía pacífica y equitativa para afrontar los conflictos, en un entorno de crecimiento, de aceptación, de aprendizaje y de respeto mutuo.

Este consiste en un proceso voluntario, flexible y participativo de resolución pacífica de conflictos, en el que dos partes enfrentadas recurren voluntariamente a una tercera persona imparcial, el mediador, para llegar a un acuerdo satisfactorio. Este método promueve la búsqueda de soluciones que satisfagan las necesidades de las partes. 

La mediación requiere del acuerdo libre y explícito de los participantes. La mediación no puede imponerse. No se puede obligar a nadie a establecer relaciones o llegar a acuerdos.

El objetivo de la mediación no es el acuerdo sino: facilitar que se establezca una nueva relación entre las partes en conflicto,  aumentar el respeto y la confianza entre estas, corregir percepciones e informaciones falsas que se puedan tener respecto al conflicto y/o entre los implicados en este y crear un marco que facilite la comunicación entre las partes y la transformación del conflicto

Los tipos de mediación son los siguientes: 

  • Mediación familiar (conflictos intergeneracionales, régimen de visita, familias de acogida, etc.)
  • Mediación en divorcios (custodias, bienes, etc.)
  • Mediación en conflictos laborales (PYME´s, grandes empresas, con proveedores, deudas, etc.).
  • Mediación en relaciones mercantiles
  • Mediación en contextos escolares (profesores, alumnos, etc.)
  • Reclamaciones de responsabilidad civil
  • Conflictos en comunidades de vecinos
  • Conflictos interculturales

 

Las ventajas son el ahorro de tiempo y ahorro económico , la satisfacción personal que reporta llegar a un acuerdo de manera voluntaria y con nuestros propios medios, frente a la frustración que puede acarrear una sentencia o un dictamen impuesto por un tercero como sería un juez.

 El mediador debe tener diversas características: Imparcial, creativo, comprensivo, paciente, con capacidad de escucha, con experiencia en resolución de conflictos,  tolerante, entusiasta, honesto, sensible, comprometido con el proceso, maduro, observador, prudente, capaz de no involucrarse, analítico, sintético, asertivo, provocador, discreto, firme con capacidad de comunicarse adecuadamente, confiable, objetivo. Además debe contar con conocimientos en Psicología y Leyes. Puede ser un Psicólogo o Abogado. 

Con información de María Fernanda Méndez Agís

 

 

Aquí encontrarás otras noticias que podrían interesarte:

 

Te explicamos el significado de la victimización

Te explicamos por qué los padres no deben mentirles a sus hijos

Te explicamos cómo es el rechazo materno ante el nacimiento de un hijo