Foto: FREDERICK FLORIN / AFP

AFP
10/16/2020 , 7:03 am

Última noche de libertad para 20 millones de franceses antes de toque de queda

París, Francia.- Millones de franceses se preparaban este viernes para disfrutar de una última noche de libertad antes del toque de queda nocturno decretado por el gobierno para frenar el avance del covid-19 en París y otras ocho grandes ciudades del país.

Unos 20 millones de personas en ciudades como París, Marsella o Lille se verán afectados por esta medida, que prohíbe circular por las calles entre las 21H00 y las 06H00, salvo casos excepcionales, durante al menos un mes.

Entrará en vigor este viernes a la medianoche (22H00 GMT) después de que la víspera las autoridades de salud reportaran un récord de más de 30.000 nuevos casos de coronavirus, 88 muertes y más de 200 nuevas admisiones en cuidados intensivos en 24 horas.

La medida busca limitar de manera indirecta las reuniones en la esfera privada, donde los contagios se multiplican.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, está presionando al gobierno para que suavice las reglas para los teatros, cines y otros lugares culturales para que los clientes puedan volver a casa más tarde.

Los propietarios de restaurantes también critican la medida que, según ellos, tiene poco sentido dadas las normas de distanciamiento social que ya aplican en sus establecimientos.

La alcaldesa de Marsella, Michèle Rubirola, impugnó una medida que, según ella, es el resultado de los insuficientes esfuerzos del gobierno para reforzar los sistemas hospitalarios en los últimos meses.

El primer ministro, Jean Castex, confirmó el jueves que el toque de queda requiere que casi todos los negocios tengan que cerrar sus puertas a las 21H00, excepto los que se consideran esenciales.

Se necesitará una autorización para circular entre las 21H00 y las 06H00. Los infractores deberán pagar una multa de 135 euros (160 dólares).

Las autoridades también han prohibido las celebraciones de bodas y otras fiestas en lugares públicos, así como las fiestas de estudiantes, y han instado a la gente a limitar las reuniones en casas privadas a seis personas también.

Tenemos que actuar. Tenemos que poner un freno a la propagación del virus”, dijo el presidente Emmanuel Macron el miércoles al anunciar el toque de queda.

Más de 33.000 personas han muerto en Francia desde el inicio de la epidemia de covid-19 en marzo.

 

También te puede interesar:

Una ciudad china lanza vacuna experimental contra el covid-19 a 60 dólares

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *