La Gerente del Centro Histórico de Puebla, Graciela León Matamoros, informó que al momento el gobierno del estado no ha enviado el proyecto para trasladar la Estrella de Puebla al barrio de San Francisco, una vez que dejo en claro su función es cuidar el patrimonio y verificar si cumple con los requisitos. (Foto: Agencia Enfoque)

Pilar Bravo / Tribuna Noticias
05/28/2020 , 9:56 pm

Ven enorme riesgo ambiental por acelerado regreso a la “nueva normalidad”

Puebla, Pue.- A unos días de conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, es oportuno para advertir que el regreso a las actividades productivas no debe ser con ímpetu desbordado, para evitar los altos índices de contaminación; se debe elegir la ruta de la conservación y la recuperación de los ecosistemas, advirtió María Amparo Martínez Arroyo, directora del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

La funcionaria federal ofreció una conferencia en línea donde habló del cambio climático y desarrollo sostenible en México, impartió criterios para la nueva realidad a invitación de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, y en su ponencia señaló que es urgente construir soluciones a partir de la transformación energética y científica.

A partir de junio cuando reinicien las actividades en varios sectores existe un enorme riesgo si hay un acelerado reingreso a las actividades económicas, por lo que la “nueva normalidad” debe estar ajustada al cuidado, a la normatividad y cumplimiento de programas sanitarios y ambientales.

La directora general del INECC señaló que México tiene posibilidades de detener o controlar el aumento de la temperatura en menos de 1.5 grados, pero se requiere iniciar un cambio para mejorar la condición de ecosistemas, mediante nuevas tecnologías y energías alternativas.

De no hacerlo, dijo, habrá océanos más cálidos, más ácidos, menos productivos y el aumento del mar significará pérdida de hábitats, especies y ecosistemas. Mientras que, en las zonas urbanas, estudios científicos acercan la relación entre patógenos y su transmisión al hombre.

Martínez Arroyo dejó en claro que la reducción de automotores, el cierre de fábricas y la suspensión de emisiones contaminantes, permitió por unas semanas mejorar la calidad del aire en las zonas metropolitanas.

Hay cosas que ya no vamos a poder cambiar”, al referirse a los daños por cambio climático.  Por eso dijo que paralelo a las estrategias de control de las altas temperaturas, se deben estructurar procesos de adaptación.

La secretaria de Medio Ambiente de Puebla, Beatriz Manrique Guevara, expresó que en el estado al disminuir la movilidad por el covid-19, la emisión de contaminantes se redujo hasta 32 por ciento, así se midió en las estaciones  de monitoreo, además se lograron reducir los incendios forestales y todo ha contribuido a mejorar la calidad del  aire  de toda la zona metropolitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *