¡Aguas no te quedes sin gas!

3 agosto, 2021 3:46 pm

A partir del momento en que el presidente anunció la creación de Gas Bienestar para poner orden en el mercado del combustible, las empresas concesionarias como era de esperarse no se cruzaron de brazos.

Pero la efervescencia no se quedó entre los concesionarios, esta se extendió a los trabajadores de las empresas gaseras que incluyen a choferes, despachadores, auxiliares y desde luego al personal administrativo de las compañías que pareciera que están más allá del bien que del mal.

Con este nerviosismo y efervescencia, se anticipa que viene un caso de inestabilidad en el mercado del gas, y no se descarta el riesgo de un paro por parte de los despachadores que de entrada ya sintieron el revés a su suerte económica, con una reducción de 20 pesos en la venta de cada cilindro instalado en el domicilio del cliente.

Se tiene el reporte de que incluso las asociaciones de piperos, a partir de esta semana ya no dejaron cargar el combustible en las plantas.

Además los que saben arrastran el lápiz y cuestionan sobre la inversión que requerirá Gas Bienestar para comenzar operaciones para lo que se necesita comprar cilindros, camiones, pipas, y la infraestructura para despacharlo a los vendedores para iniciar la jornada de venta cada día.

No todo es riesgo y tragedias-

De entrada, la presencia de la competencia resultó buena y respetable porque logró que bajara casi cien pesos el cilindro de mayor presencia en el mercado, el de 20 kilos.

Pero la decisión de parar una compañía despachadora de un mes para otro, representa riesgo, si no antes se regula el mercado y se expone con palitos y bolitas los beneficios y alcance de esta nueva etapa.

Y mientras se pone orden en el mercado y en el sector, más les vale a los responsables de la compra en cada domicilio, prever el abasto y la compra con toda oportunidad para no quedarse sin gas, y desistir de la idea de cocinar y calentar agua en parrillas eléctricas por que el encarecimiento del fluido eléctrico ya comenzó en la Ciudad de México y el Estado de México donde la CFE aplicó un aumento del 20 por ciento a la tarifa a partir del 1° de agosto.

 

Relacionados

Back to top button