Foto: Guadalupe Zúñiga | Agencia Enfoque

Redacción | Tribuna Noticias
05/24/2021 , 10:19 am

Amas de casa y jubilados son el 94 % de los decesos por Covid en México

Redacción.- Las inequidades, como la pobreza y el acceso a la atención médica que afectan a los grupos vulnerables en México, están relacionadas e influyen en el riesgo de enfermar y morir a causa del covid-19, informó la Universidad Nacional Autónoma de México.

En el estudio titulado Impacto de los determinantes sociales de la COVID-19 en México, los académicos señalan que, en México, los trabajadores manuales y operativos, las amas de casa, los jubilados y pensionados representan el 94% de los decesos, en tanto que el resto corresponde a profesionales, directivos y trabajadores del arte y espectáculos.

Mientras que trabajar en lugares como granjas, fábricas, comercio, ambulantaje, transporte público, etc. representa una mayor probabilidad de exposición al SARS -CoV-2, debido a factores como el contacto cercano con el público y otros trabajadores, la imposibilidad de laborar desde casa, no tener licencia por enfermedad y un pobre acceso a servicios de salud.

Por otro lado, el estudio señala que el trabajo en casa, a distancia, ha sido viable para las personas de mayores ingresos, pero no para quienes salir a trabajar es su única forma de subsistir y que, además, ya que al volver a casa se transforman en una fuente de infección para sus familias.

Otro de los datos que arroja el estudio, es el referente al sistema de salud, donde el 92% de las muertes se han producido en una institución pública. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó el 52% de las muertes durante el primer año de la pandemia, seguido de las unidades médicas de la Secretaría de Salud (SSA) con el 32% y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con el 8%.

Lo anterior en contraste con las instituciones médicas privadas, donde solamente ha fallecido el 2% de las personas que contrajeron el virus.

En este sentido, en México, la probabilidad de tener atención hospitalaria de calidad se reduce notablemente para quienes residen en lugares con mayor concentración de pobreza y la mortalidad es mayor para ellos.

En cuanto a la edad, el mayor número de casos positivos se encuentra entre los 30–59 años, siendo el grupo de 30–34 años el más afectado (11% de los casos totales); mientras que los casos entre los 55– 74 años hay una mayor mortalidad, siendo el grupo de 65–69 años el más afectado (14% del total de las defunciones).

Te puede interesar:

Inicia actividades la Unidad de Orientación Integral para Covid de la BUAP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *