Foto: AFP

AFP
10/17/2021 , 9:22 pm

Cameron Norrie logra el primer título de Indian Wells para el tenis británico


Con una espectacular remontada, Cameron Norrie derrotó el domingo al georgiano Nikoloz Basilashvili y se convirtió en el primer británico en alzar el Masters-1000 de Indian Wells.

Su gesta es la segunda gran alegría del tenis de Reino Unido en este cierre de temporada, después de la sorprendente victoria de Emma Raducanu en el pasado Abierto de Estados Unidos a sus 18 años.

Este domingo, Norrie, número 26 de la ATP, doblegó a Basilashvili (36) por 3-6, 6-4 y 6-1 en una hora y 49 minutos de juego.

Norrie brindó al Reino Unido un título que no pudieron conseguir antes Andy Murray (finalista en 2009), Tim Henman (2004 y 2002) y Greg Rusedski (1998).

El británico es también el primer campeón de Indian Wells desde 2010 que no integra el top-25 de la ATP.

Nacido en Sudáfrica y criado en Nueva Zelanda, Norrie está viviendo un tardío despertar a los triunfos a sus 26 años.

Entrenado por el argentino Facundo Lugones, esta temporada ganó su primer trofeo en Los Cabos (México) y clasificó para seis finales, cifra solo igualada por el número uno mundial, Novak Djokovic.

Este domingo Norrie, verdugo en cuartos del argentino Diego Schwartzman, se rehízo de un primer set perdido frente a Basilashvili, primer finalista georgiano de un Masters-1000.

El londinense había tomado el control inicial de la final, adelantándose 3-1 en el primer set, hasta que Basilashvili comenzó a imponer su feroz potencia de golpeo.

El georgiano, quien dio la sorpresa en cuartos de final al eliminar al número tres mundial, Stefanos Tsitsipas, le dio la vuelta al marcador para llevarse el primer set en apenas 30 minutos.

Norrie, sin embargo, no se dejó intimidar y comenzó a explotar las carencias del tenis de Basilashvili, especialmente su primer servicio, que tuvo una pobre efectividad del 56%.

El británico quebró en el arranque del segundo set y llevó la final a la manga decisiva, en la que Basilashvili bajó pronto los brazos facilitando el triunfo de Norrie.

Norrie conquistó de esta forma una atípica edición de Indian Wells en la que, por primera vez en la historia de un Masters-1000, ninguno de los cuatro semifinalistas pertenecía al top-25 de la ATP.