Católica de Ecuador hace negocio en La Paz al empatar 1-1 con Bolívar

23 febrero, 2022 6:52 pm





-->

Universidad Católica de Ecuador hizo un buen negocio este miércoles en los 3.600 m de altitud de La Paz al arranchar un empate 1-1 ante Bolívar de Bolivia, en partido de ida de la segunda fase de la Copa Libertadores 2022.

Los goles fueron convertidos por Francisco Da Costa (8) para los locales e Ismael Díaz (11) para los visitantes.

El equipo de Quito retorna a su país con la tranquilidad del punto de oro de visitante para el partido de vuelta, que se disputará en el estado Olímpico Atahualpa el 2 de marzo, cuando buscará su boleto para la tercera fase.

El partido subió de temperatura en los primeros minutos.

Bolívar abrió el marcador a los 8 por medio del brasileño Francisco da Costa. El defensa Rockson Rentería intentó despejar el balón, pero el esférico rebotó en el pie del delantero de la “Academia” y se coló por encima del meta Darwin Cuero.

Todo hizo suponer que el encuentro se haría fácil para los locales, pero la sorpresa llegó a la vuelta de la esquina.

El delantero Ismael Díaz hizo el gol de la paridad a los 11 para la Católica de Ecuador con un certero golpe de cabeza, tras un pase del ’10’ Facundo Martínez que recuperó un balón que pareció no tener peligro.

Entonces los papeles para los dos equipos se pusieron como al principio.

Bolívar, con un esquema 5-3-2, al igual que la visita, siguió con la presión que le exigió la condición de local, mientras que el rival buscó algún resquicio para ir al contragolpe.

La dupla brasileña del Bolívar (‘Chico’ Da Costa y Bruno Savio) mantuvieron el acecho, pero la defensa del ‘Trencito Azul’ fue firme para despejar cualquier amenaza de gol.

Con un juego de ida y vuelta, casi nivelado, los dos planteles terminaron el primer tiempo.

– Empate y negocio –

La segunda fase arrancó con la misma dosis del primer encuentro: empeño en los dos bandos y muestras de dramatismo, pues cada uno buscó la victoria.

Aunque el empate se perfilaba como un buen negocio para el plantel ecuatoriano, en sus filas se notaba el deseo por llevarse tres puntos de oro.

Los locales entendieron que la paridad tenía olor a desastre, así que insistieron en llegar por izquierda o derecha al arco rival.

En la medida que el tiempo comenzó a agotarse, Bolívar aumentó la presión, aunque con desorden y sin precisión a la hora de disparar al arco del plantel de Quito.

Universidad Católica cerró sus filas y lanzó incluso punzantes contragolpes, con la tranquilidad que le daba el resultado y esperar el partido de vuelta para llegar a la tercera fase.




Relacionados

Back to top button