10/21/2021 , 1:25 pm

Cuidado con tanto robo cibernético


Mientras más evoluciona la tecnología, más riesgos vivimos de ser víctimas de la delincuencia.
¡Qué mundo tan riesgoso!

El asalto ya no solo lo vivimos cuerpo a cuerpo en camiones, paradas de autobuses, en las calles, en el domicilio.

Ahora encerrados como lo mandata la crisis sanitaria que todavía sorteamos, somos susceptibles de convertirnos en el blanco de las mafias de una nueva delincuencia, la cibernética.

Y es que esta opera no solo cerca de nosotros, en el cuadrante donde vivimos, en la ciudad, en el país, a través de los dispositivos. Esta nueva delincuencia ya opera de continente a continente sangrando cuentas y consumando estafas sobre todo entre gente ingenua, neófita en la tecnología y sobre todo entre gente de buena fe, sin malicia, que se convierte en blanco de los asaltantes.

El robo de identidad que hacen estas bandas, lo consiguen para vaciar cuentas con un solo click.

Al respecto en las redes sociales se propaga información para prevenir, pero la gente sobre todo mayor, cae y llega a perder su patrimonio sin posibilidades de defenderse.

En este universo de riesgos, se asegura que una banda de asiáticos hoy roban la identidad de galanes muy apuestos, a los que manejan como anzuelo, supuestamente enamorando a mujeres maduras que caen en el juego, se llegan a enamorar de una fotografía, las enredan y les piden dinero para sortear una emergencia o para acudir a visitarlas para un encuentro amoroso.

Este tipo de caso ha alcanzado tal magnitud los últimos meses, que ya interviene la Interpol que anuncia que tiene pistas y está por detener a las primeras bandas sobre las que caerán muchas leyes, desde robo de identidad, fraude y otras.

Surge la pregunta, ¿cómo repeler el riesgo de un atraco cibernético? sencillamente actuando en forma muy cautelosa sin proporcionar información ni de su estatus de vida, ni de su núcleo familiar.

Negar cualquier tipo de información vía telefónica y en todas las redes, la cual ganan los defraudadores a través de supuestas encuestas, rifas, promociones, y confirmación de información para el manejo de cuentas desde un supuesto departamento anti fraudes de instituciones financieras y tiendas.

¡Aguas!

Hay que ser muy cautelosos y cuidar la información de sus cuentas, de sus nips, de su patrimonio y aplicar la famosa formula “DDT” desconfía de todos. Signo de estos tiempos cibernéticos en los que el hombre avanza, y más se entrampa en riesgos.