(Foto: Especial)

Tribuna Noticias
08/05/2021 , 8:44 pm

El lento sistema de adopción en México

Redacción.- Pese a que el año pasado el Sistema Nacional DIF (SNDIF) reportó un incremento en el número de adopciones, en México miles de estos procesos continúan atascados entre largos y burocráticos trámites, afectando no sólo a las personas que desean adoptar, sino a decenas de miles de menores de edad que aún esperan una familia.

Leer también: Arremete Barbosa contra Conagua y Segob por evadir conflicto en Bonafont

En 2020, de acuerdo con el SNDIF, se registraron 23 adopciones en todo el país, 16 más que en 2019, cuando fueron apenas siete. Una nota del portal La Lista menciona que la cantidad de adopciones podría ser mayor, pues dicha institución no considera las estadísticas de sus similares estatales, las cuales realizan sus propios procesos. Estas señalan que de mayo de 2019 al mismo mes de 2020 sumaron 865 adopciones.

Aún así, el avance resulta insípido si se toma en cuenta que tan sólo en 2019, según datos oficiales, Estados Unidos reportó 66 mil adopciones.

Los obstáculos administrativos para que se realicen adopciones provocan el estancamiento en los juicios. Los niños llegan recién nacidos y para cuando tienen cinco años no han sido adoptados”, señala la abogada especializada en adopciones, Verónica Palestino Leal, en entrevista para el portal Cuestione.

Palestino Leal refiere que en el país uno de los principales obstáculos en este proceso se encuentra en la resolución jurídica de los menores de edad, pues cuando estos llegan a albergarse a una institución, un juez civil debe determinar si son aptos para ser adoptados, lo cual puede durar años ya que se buscan en múltiples ocasiones a los padres y a los familiares biológicos.

Leer también: Hallan restos óseos humanos en Unidad Habitacional La Margarita

Ahí lo que se privilegia es el derecho de los padres a ser padres, no el derecho del menor a vivir en familia, con una familia que los adopte y les dé amor, protección y cuidados. En 15 años que tengo de práctica en procesos de adopción, ni una sola vez he visto que los padres o la familia biológica recoja al niño”, dice la especialista.

Debido a esto, los procesos de adopción en México pueden durar de 3 a 5 años. El director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), Juan Martín Pérez García, advierte en entrevista para Cuestione que “el tiempo de vida de la niñez pasa y ya no se recupera, esto afecta a su desarrollo cognitivo, metabólico y con su proyecto a futuro. No es lo mismo pensar en el futuro desde un albergue, que hacerlo en el seno de una familia”.

Otros factores que complican los procesos de adopción, apuntan los especialistas, son la ausencia de datos, lo cual evita tener un panorama acertado sobre este ámbito, y la corrupción, que se manifiesta en la discrecionalidad con la que se manejan los procesos de adopción.

En México ni siquiera hay certeza de cuántos niños, niñas y adolescentes pueden ser adoptados o se encuentren viviendo en albergues, lo cual se contrapone a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que establece que en el país debe existir un “registro, permanentemente actualizado, que incluya niñas, niños y adolescentes cuya situación jurídica o familiar permita que sean susceptibles de adopción”. Tarea que corresponde al Sistema Nacional DIF.

El Inegi arrojó en 2015 que 30 mil niños y niñas estaban en 900 albergues, pero nueve de cada 10 son privados y eso hace una dificultad de (saber) quiénes son, cuántos son y dónde están, para tener un plan de restitución de derechos y evitar que se queden en las instituciones”, indica Pérez García en una entrevista para el periódico Publimetro.