Joy: El primer emprendimiento nunca es fácil

22 junio, 2021 8:00 am

Joy es una película biográfica del 2015, que nos cuenta la historia de Joy Mangano, inventora del Miracle Mop o el trapeador milagroso. El filme sigue a Mangano desde la concepción de su idea y los diferentes problemas a los que se tuvo que enfrentar en el camino, hasta por fin alcanzar el éxito con su invención.

Joy se nos presenta como una mujer con talento por crear soluciones prácticas a problemáticas de su vida diaria, por lo que soñaba con convertirse en una inventora. Sin embargo, ciertas decisiones en su vida la llevaron a alejarse cada vez más de ese sueño.

Tras graduarse de la universidad con una carrera en administración de negocios, Joy tuvo numerosos empleos, entre ellos gerente de reservaciones para una aerolínea. Divorciada y con tres hijos todo su esfuerzo y atención se centraba en sacar adelante a su familia, al ser ella su único sustento.

Un día durante una salida familiar Joy se corta las manos tratando de limpiar los residuos de una copa de vidrio rota. Frustrada por esta y otras tareas del hogar se le ocurre diseñar un trapeador que se exprime sin la necesidad de utilizar las manos. Así, con sus propios recursos produce el primer prototipo del Miracle Mop y convence a la novia de su padre para que invierta en su idea.

Con el dinero necesario para iniciar la producción de más trapeadores se entera de que ya existe alguien con la misma patente en Texas, y que debe pagarle una parte para poder continuar su emprendimiento. Joy comienza a vender su producto de casa en casa y afuera de tiendas y supermercados, sin embargo las pocas ventas la llevan a buscar otras alternativas.

Es en 1992 cuando Joy se asocia con la cadena de televisión Home Shopping Network para promocionar su producto. La primera presentación no termina nada bien, por lo que Joy opta por presentarlo ella misma, a pesar de la negativa del canal.

Joy sabe que nadie mejor que ella puede explicar el valor de su producto y es así como media hora después del programa logra vender alrededor de 18,000 unidades.

El éxito del trapeador llama la atención del dueño de la patente en Texas, quien le pide una suma de dinero exorbitante para concederle los derechos de producción y venta del producto.

Sin embargo, la acumulación de sus deudas personales la dejan casi en bancarrota, muy a pesar de las recientes ventas del Miracle Mop.

Casi dándose por vencida Joy se dedica a revisar cada uno de los papeles de la supuesta patente en Texas y se entera que el producto nunca fue creado y que todo es un fraude.

De esta manera consigue que le regresen todo el dinero que le habían pedido inicialmente y gracias a sus presentaciones diarias en televisión consigue su primer millón de dólares en ventas.




Relacionados

Le podría interesar
Close
Back to top button