Internacional

Procesionan cubanos con vírgenes y orishas, piden paz para el mundo

8 septiembre, 2022 9:08 pm
AFP


La HabanaCuba.- Miles de cubanos, muchos vestidos de amarillo, acompañaron el jueves a “Cachita”, la virgen de la Caridad del Cobre, para pedir ayuda ante las desgracias que ha sufrido el país.

La tradicional procesión en Centro Habana, que regresó tras dos años de confinamiento por la pandemia, ha estado antecedida por la peor crisis económica en tres décadas y por las mayores protestas en 60 años, que dejaron unos 500 condenados.

En su homilía, el cardenal Juan de la Caridad García pidió “una oración particular para las madres de los jóvenes detenidos”.

También ocurrieron las graves explosiones de un hotel y de tanques petróleros, que dejaron decenas de fallecidos, además de largos apagones eléctricos y muchos casos de dengue.

La imagen de esta virgen, patrona de Cuba, apareció flotando en el mar el 8 de septiembre de 1628 con la inscripción: “Yo soy la virgen de la Caridad”.

Está representada en su traje amarillo, con el niño Jesús en los brazos y el bote con los tres pescadores que la encontraron a sus pies.

“Cachita”, como la llaman sus devotos, es también el orisha Oshún, uno de los dioses de la religión africana Yoruba, muy extendida en Cuba y muestra del sincretismo religioso de la isla.

Los fieles también rindieron culto esta semana a la virgen de Regla, sincretizada en Yemayá, diosa de la fertilidad y el amor.

– Qué se vayan las cosas malas –

 

“¡Qué se vayan las cosas malas y puedan venir cosas buenas!”, pidió el miércoles Yira Planche vestida de azul, frente al altar de Regla o Yemayá, patrona de la Bahía de La Habana.

Mirando el mar, esta técnica de laboratorio de 48 años dice que “todos estamos pidiendo mucha salud, que nos hace falta”.

La virgen de Regla llegó en barco desde Andalucía el 7 de septiembre de 1696. Sus devotos le levantaron un templo en lo que hoy es el municipio de Regla.

Los estibadores africanos asentados en ese sitio pronto la convirtieron en orisha Yemayá, otra deidad la santería cubana. Es reina de los mares, patrona de barcos y pescadores. Ahora Yemayá es también patrona de los balseros.

Muchos fieles se mojaron las manos en el mar, las secaron en el pelo, y pidieron en silencio.

Cerca de 5.400 emigrantes ilegales en rústicas embarcaciones (balsas), fueron devueltos por Estados Unidos desde octubre de 2021.

Pero unos 60 sucumbieron en el agua desde octubre pasado, según cifras de la Guardia Costera de Estados Unidos.

“Para mí la Virgen de Regla es muy maravillosa porque ha hecho muchos milagros  (…)todo el mundo le pide, salud para los niños, paz principalmente, tranquilidad para todo el mundo”, dice Francisca Maso, un ama de casa de 52 años.

AFP

Relacionados

Back to top button